.

Uno de cada tres diabéticos sufre la enfermedad sin saberlo

MADRID, 07 (EUROPA PRESS)

Unos 4,62 millones de adultos españoles tienen diabetes tipo II, el 12 por ciento de la población, de los que 3,11 millones (8%) sabe que padece esta enfermedad y el 4 por ciento –cerca de una de cada tres personas con esta patología– lo desconoce, según el «Estudio di@bet.es», realizado en cuatro años sobre unas 5.400 adultos en 100 centros de toda España.

Este trabajo, el primero de ámbito nacional sobre la prevalencia de la diabetes y sus factores de riesgo en España, ha sido presentado este jueves en Madrid por su coordinador, Federico Soriguer, para quien esta prevalencia contrasta con los porcentajes que se manejaban hasta ahora, situados entre el 6 y el 10 por ciento.

Según los nuevos datos, en situación prediabética viven tres millones de personas (8%) con tolerancia anormal de la glucemia y otro 1,39 millón de pacientes (3,6%) con glucemia basal alterada. «En total –dice–, cerca de un 11,6 por ciento de españoles estarían en riesgo de desarrollar una diabetes tipo II».

Entre los factores de riesgo para desarrollar diabetes, destaca el sedentarismo, practicado por 19,4 millones de personas (50%) y la obesidad que sufren unos 10,86 millones de españoles mayores de 18 años, un 28 por ciento de la población.

Según este trabajo, las personas con estudios primarios tienen «hasta cuatro veces más riesgo» que los universitarios de padecer obesidad y por ello, tener diabetes. Por zonas, las comunidades autónomas del norte del país presentan un 10 por ciento más de obesidad que el sur, este y oeste de la península.

10 MILLONES DE OBESOS, 15 DE HIPERTENSOS

Les siguen la hipertensión, padecida por 15,88 millones de adultos en España, el 41 por ciento de la población. De ellos, según este experto, «el 30 por ciento lo sabía y estaba en tratamiento y el 11 por ciento desconocía que era hipertenso».

«Tres de cada 10 españoles son obesos y cuatro de cada 10 tienen hipertensión arterial, dos factores que duplican el riesgo de padecer diabetes», destaca.

Además, el tabaquismo lo presentan unos 10,7 millones de españoles (27,8%) y la ingesta diaria de alcohol unas 26,5 millones de personas (22,6%).

La mayoría de los diabéticos cumple su tratamiento farmacológico, pero falla en sus hábitos de vida. Así, el porcentaje de diabéticos fumadores es el mismo que el de la población general, el porcentaje de obesos (50%) es mayor, aunque su preocupación por la talla es similar al del resto, y hacen menos ejercicio.

Como dato positivo y «sorprendente», según Soriguer, es que el 90 por ciento de la población utiliza aceite de oliva para cocinar y el 61 por ciento también para freir los alimentos, pues los consumidores de aceite de oliva tienen niveles más elevados del denominado «colesterol bueno» (HDLc) que los que consumen de girasol.

Para el subdirector general de Evaluación y Fomento de la Investigación del Instituto de Salud Carlos III, Joaquín Arenas, los datos «más preocupantes» son el 4 por ciento de los españoles sufre diabetes sin saberlo y la alta tasa de obesidad, sedentarismo y tabaquismo de la población, sobre la que, dice, «hay que actuar».

Según el director científico de CIBERDEM, Ramón Gomis, este estudio servirá, además de para cuantificar con precisión el número de diabéticos que hay en España, para evaluar el coste-beneficio de la prevención en este área y evaluar la pertinencia de realizar «screening» de población para detectar las diabetes no diagnosticadas.