.

Pajín confía en que la futura ley antitabaco reduzca la incidencia de la enfermedad y apoya las investigaciones para reducir su incidencia

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La incidencia del cáncer en España sigue creciendo pero la aparición de nuevos fármacos y mejores técnicas de diagnóstico favorecerán que en 2015 el 5 por ciento de la población sean pacientes oncológicos ya curados, lo que se conoce como «largos supervivientes», según los datos presentados en el I Simposio de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) que se celebra en Madrid.

Dicho encuentro ha sido inaugurado por la nueva ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, quien ha asegurado que «el cáncer es una de las enfermedades más relevantes en términos de salud pública» y «el más importante» según las cifras de mortalidad, ya que está detrás del 30 por ciento de las muertes en hombres y del 20% de las provocadas en mujeres.

Sin embargo, y según los resultados preliminares del estudio «Delphi», promovido por SEOM en colaboración con Roche, las previsiones de futuro mostrarán el aumento de casos «pero también de curación», según ha explicado el vicepresidente de esta entidad, Juan Jesús Cruz, ya que actualmente un 3 por ciento de la población son supervivientes de un cáncer y dentro de cinco años el porcentaje ascenderá a un 5%.

Además, según ha añadido el presidente de SEOM, Emilio Alba, a partir de 2015 también aumentará la incidencia de segundos tumores y recidivas en estos «largos supervivientes», lo que «requerirá el desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas y planes de asistencia para estos pacientes».

Actualmente, los tumores con un mejor pronóstico son los linfomas, los carcinomas colorrectales y el cáncer de mama. De hecho, entre el 85 y 90 por ciento de las pacientes afectadas por un tumor mamario sobrevive a esta enfermedad.

Sin embargo, hay otros tipos de cáncer con un peor pronóstico como el de pulmón, que es la primera causa de muerte por cáncer en el mundo y cuya supervivencia a los 5 años del diagnóstico es de apenas un 13 por ciento.

«El problema en estos tumores es que no existe una técnica de diagnóstico precoz ni ensayos que demuestren que esta detección temprana puede reducir la mortalidad», según ha señalado la doctora Dolores Isla, coordinadora de este encuentro.

Además, y según ha asegurado esta experta, la incidencia del cáncer de pulmón está aumentando en la mujeres, de modo que, en 2012, de los 24.500 casos que se detectarán en España uno de cada cinco (más de 5.000 mujeres) será en mujeres.

Sin embargo, sí que existen factores de riesgo evitables como el tabaco, cuyo aumento del consumo entre la población femenina ha sido determinante para el aumento de incidencia del cáncer de pulmón.

APOYO A LA LEY ANTITABACO

De hecho, Emilio Alba, asegura que «España es uno de los países donde hay más mujeres que fuman desde jóvenes», de ahí que aplauda la aprobación de la nueva ley antitabaco, que entrará en vigor en enero del año que viene, ya que «es necesario reducir todavía más el número de fumadores».

En este sentido, la ministra Pajín ha destacado el papel que ya ha jugado la actual ley antitabaco, que entró en vigor en 2006, a la hora de reducir el número de fumadores en España, reconociendo no obstante, que «el descenso ha sido más notable en hombres que en mujeres».

«La mujer se ha incorporado más tarde al tabaco pero a un ritmo notable», ha reconocido la ministra, ya que en 1978 un 17 por ciento de las mujeres eran fumadoras y actualmente, según datos de 2009, el porcentaje ha aumentado hasta un 22 por ciento.

No obstante, confía en que con la nueva ley que está a punto de aprobarse en las Cortes se pueda revertir la situación y ha apoyado aquellas investigaciones e iniciativas que trabajen en la reducción de casos de cáncer en España.