.

MADRID, 03 (EUROPA PRESS)

En España se realizan cerca de ocho millones de exploraciones anuales mediante tomografía axial computarizada, más conocida como TAC, y casi cuatro millones de resonancias magnéticas (RM), lo que demuestra el grado de generalización que ha alcanzado el diagnóstico por imagen en este país.

Así lo ha manifestado la doctora Carmen Ayuso, vicepresidenta de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), en vísperas del Día Mundial de la Radiología, que se celebra el 8 de noviembre y conmemora el día de 1895 en el que el profesor Wilhelm Conrad Roentgen descubrió los Rayos X.

«El diagnóstico por imagen hoy en día permite la detección de enfermedades desde los estadios más tempranos, cuando todavía no han mostrado ningún síntoma clínico», ha señalado Ayuso.

«Esto permite –añade– iniciar el tratamiento de forma precoz. Al mismo tiempo, facilita y ayuda a planificar el seguimiento de la enfermedad sin técnicas invasivas y de forma rápida, precisa y cómoda para el paciente».

Para el presidente de SERAM, Eduardo Fraile, es notable la evolución experimentada por estas técnicas, que en un primer momento permitían «reconocer huesos y pulmones o los tejidos de órganos internos sobre una superficie gris», pero que ahora, con medios de contraste «cada vez más específicos», hacen que el cuerpo humano sea «prácticamente transparente».

Recuerda que las enfermedades cardiovasculares son, en la actualidad, las responsables de la mitad de las muertes que se producen en el mundo desarrollado y se estima que en los próximos 20 años pasen a ocupar el primer lugar, superando incluso a las enfermedades infecciosas.

Muchas enfermedades cardiacas, incluido el infarto, vienen precedidas por unos años de arterioesclerosis que no suele detectarse por ser asintomática. La angiografía por resonancia magnética permite, dice, «la visualización rápida, segura y precisa del sistema vascular, por contraposición a los cateterismos tradicionales».

DIAGNOSTICAR ANTES EL ALZHEIMER

Otro ejemplo de estos beneficios está en la evolución del diagnóstico de cánceres como el de mama, un área en la que recientemente se ha demostrado que la RM puede detectar un cáncer contralateral que no visible en una mamografía o en un examen clínico al inicio de la enfermedad.

«En un estudio que recogía a 529 mujeres en alto riesgo de padecer un cáncer de pecho por su historia familiar, la sensibilidad de detección en una resonancia era de 91 por ciento, en comparación con un 33 por ciento en una mamografía de Rayos X», ha apuntado Fraile.

Por su parte, el director de Comunicación de Bayer HealthCare, Juan Blanco, ha resaltado que las nuevas técnicas diagnósticas unidas al desarrollo de trazadores organoespecíficos, en combinación con la tomografía por emisión de positrones, permitirá «identificar enfermedades desde los estadios más tempranos, llegando a identificar la enfermedad a un nivel celular y molecular antes de que los síntomas se manifiesten clínicamente».

En este sentido ya se están mostrando grandes avances en el diagnóstico de determinados tipos de demencia, como el Alzheimer. En concreto, Bayer está trabajando en un nuevo preparado que se encuentra en Fase III de desarrollo clínico y que ofrecerá la primera posibilidad diagnóstica para identificar la enfermedad desde sus inicios.

EL FACTOR HUMANO EN RADIOLOGÍA

Para la directora de Comunicación de Philips Ibérica, Ángeles Barrios, aunque la tecnología ha aportado avances muy significativos en el diagnóstico de las patologías, el factor humano sigue siendo fundamental también en el campo de la Radiología.

«En esta nueva generación del diagnostico por imagen no sólo es importante que la tecnología aporte imágenes más precisas a nivel funcional y anatómico. Es fundamental incorporar tecnologías avanzadas que faciliten nuevos niveles de colaboración entre radiólogos y otros especialistas, que aseguren una atención eficiente y personalizada a los pacientes», señala.

A su entender, la nueva «Radiología 2.0» «proporcionará a los clínicos las ventajas de los sistemas híbridos, a los proveedores sanitarios un valor superior y más duradero de sus inversiones gracias a la optimización de los flujos de trabajo y a los pacientes tecnologías cada vez más diseñadas en torno a ellos, más amigables y más seguras, reduciendo las dosis de radiación convencionales».

En este sentido, ha indicado que acercar la tecnología a los pacientes es «una tarea en la que Philips tiene un firme compromiso de colaboración con SERAM, habiendo iniciado proyectos de información al paciente sobre las tecnologías de diagnóstico por imagen que se continuarán el año próximo».