.

BRUSELAS, 7 (EUROPA PRESS)

La tasa de mortalidad por cáncer de mama entre las españolas (18,2 muertes por cada 100.000 mujeres) es la más baja de toda la Unión Europea, cuya media se sitúa en un 23,8%, según los datos de un informe sobre la salud de los europeos presentado en Bruselas por la Comisión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y que ha tenido en cuenta los datos de la UE y varios países extracomunitarios.

El de pecho es el cáncer más común que sufren las mujeres en el conjunto de la UE y fue responsable del 17% de las muertes por cáncer en 2008. En términos generales, el de pulmón es la causa de la mayoría de fallecimientos por cáncer entre los hombres y de un gran número de muertes entre las mujeres.

De hecho, según han explicado fuentes comunitarias, todos los tipos de cáncer se han reducido entre las mujeres europeas a excepción del de pulmón, que ha aumentado el número de casos, lo que los expertos relacionan con el que incremento de mujeres fumadoras en los últimos años.

Además, la Comisión Europea ha dejado clara su preocupación por la salud de los europeos y sus hábitos alimenticios tras la publicación de este informe, según el cual en torno a la mitad de los europeos sufre sobrepreso u obesidad y uno de cada seis niños tiene el mismo problema.

El 15,5% de los adultos europeos y el 14,9% de los españoles son obesos. En el caso de España, el número de casos ha doblado en 20 años (7% en 1987, frente a 15% en 2006).

Por otra parte, los españoles beben una media de 11,7 litros de alcohol al año, lo que los coloca entre las diez primeras nacionalidades del ranking y por encima de los 10,8 litros de media que beben los ciudadanos de la UE. Sin embargo, en diez años España también ha conseguido reducir en un 36% el consumo de alcohol, frente a la caída mucho más leve registrada en el conjunto de la UE (13%) y pese a ser uno de los principales productores de vino, según destaca el informe.

En cuanto a la esperanza de vida, España se sitúa entre los países cuyas mujeres son más longevas (84,1 años, sólo por detrás de Francia y Suiza) si bien cuando se tiene en cuenta si tienen una vida saludable hasta el final o sufren limitaciones, la ventaja se reduce y España se coloca más cerca de la media europea, 61 años, y es adelantada por otros países como Suiza (84,2 años), Bulgaria (76,4) y Turquía (75,3). Los hombres españoles también superan la media en esperanza de vida (77,5 años frente a 74,3).

Los expertos de la Comisión y de la OCDE que han realizado este estudio han señalado igualmente la preocupación por la escasez de médicos en muchos de los países europeos, aunque la media ha mejorado sensiblemente y en la actualidad hay 3,3 doctores por cada 1.000 pacientes.