.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La doctora en nutrición y farmacéutica, Luisa García, explicó las pautas básicas que se deben seguir durante las fiestas navideñas con el fin de evitar el sobrepeso en 2011. Entre estas pautas básicas se encuentra la de limitar los excesos a las comidas propiamente festivas, practicar la moderación, no repetir platos, comer en recipientes pequeños y no ayunar.

En declaraciones a Europa Press Televisión, Luisa García recordó que es necesaria la mentalización de que «nuestro organismo funcionará igual» en navidades que en el resto del año, «aunque veamos muchos platos, muchas comidas, hay que mentalizarse del esfuerzo que va a costar quitar esos kilos de más», añadió.

La doctora en nutrición añadió que se deben hacer las cinco comidas diarias, aunque se deberá recurrir en ellas a las verduras, al pescado y a las carnes blancas.

Una comida de navidad suele representar 2.000 kilocalorías, así, el número de calorías que necesita una persona para un día, se consume de una sola vez en una comida.

EL ALCOHOL, LA PRINCIPAL FUENTE CALÓRICA DE LAS NAVIDADES

Luisa García aconsejó limitar el consumo de alcohol al momento del brindis porque se trata de la principal fuente calórica de estas fiestas y recordó que «cada gramo de alcohol contiene siete kilocalorías», son «muchas» kilocalorías por cada copa de vino.

Los dulces y el alcohol son los productos navideños más calóricos en estas fiestas según Luisa García frente a las ensaladas, caldos y pescados que cuentan con menos calorías y son más saludables.

En cuanto a un menú menos calórico para estas fiestas, García aconsejó el pastel de cabracho, el magret de pato desgrasado y el sorbete de limón como una alternativa «exquisita». Del mismo modo, añadió que se deberá cocinar al vapor, a la parrilla o al papillote en vez de recurrir a guisos y fritos.

La doctora en nutrición animó a aprovechar el tiempo de ocio en estas fiestas para realizar ejercicio físico y «rentabilizar los excesos», porque las navidades y el ejercicio «deben ser compatibles». Además añadió que en las noches de fiestas en las que después de las cenas se sale a bailar también se queman más calorías de las que habitualmente se creen.