.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El Gobierno subirá la tarifa de la luz en torno a un 9% a partir del próximo mes de enero, según informó la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que manifestó su oposición a este incremento «por considerarlo claramente injusto en las circunstancias económicas actuales».

La asociación de consumidores, que indicó que en una reunión mantenida hoy con la Dirección General de Política Energética y Minas se le confirmó este dato «sin precisar la cuantía», subrayó que de nuevo serán «los consumidores los que van a pagar las consecuencias de un sistema de fijación del coste de la electricidad sin transparencia que solo beneficia a las empresas en detrimento de los usuarios».

La Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos tomará el lunes la decisión acerca de la revisión de la Tarifa de Último Recurso (TUR) de la luz en enero, según anunció el ministro de Industria, Miguel Sebastián, en su comparecencia posterior al Consejo de Ministros.

El ministro indicó que la «intención» del Ejecutivo es «no tocar» la parte de la tarifa que incluye los costes regulados, y que esta decisión se adopta «coherentemente con el objetivo de reducir el déficit de tarifa», que se produce precisamente porque los costes regulados superan los ingresos.

Así, OCU señaló que ha pedido a Industria que proceda a «la revisión integral» del sistema de fijación de precios «para garantizar la transparencia del mismo».

«El sistema actual es claramente deficiente, pues a pesar de esta desproporcionada e injusta subida, aun se va a generar un mayor déficit de tarifa, lo que pone en evidencia la urgente necesidad de su modificación».

La OCU también ha trasladado al Ministerio la «gran insatisfacción de los consumidores» con un proceso de liberalización del mercado que, «lejos de beneficiar a éstos, ha traído incrementos continuados del precio y un mayor deterioro en la calidad del servicio».

Respecto al Real decreto Ley de reducción de los costes regulados del sistema eléctrico, la organización señaló que aunque contribuirá a reducir en un futuro la parte de tarifa regulada, «no impide la subida de la factura el próximo mes de enero».

Así, cree necesario la aprobación, además de este decreto, de otro de similares características «que ponga orden en la parte del mercado y que impida que las empresas obtengan unos beneficios extraordinarios a costa de los consumidores».

UCE PIDE UN MODELO ESTABLE Y NEGOCIADO CON LOS CONSUMIDORES.

Por su parte, la Unión de Consumidores de España (UCE), que insistió también en que el Real Decreto aprobado «no impedirá que se ejecute la subida de la luz» para enero, subrayó que cualquier subida que supere el incremento del Índice de Precios de Consumo (IPC) «no es aceptable para los consumidores españoles».

Así, UCE lamentó «el permanente cambio al que está sometido el sector energético y las modificaciones continuas de la estructura de la tarifa eléctrica, y manifestó la necesidad de un modelo de facturación eléctrica estable negociado con las organizaciones de consumidores.