.

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El 31 de diciembre no es sólo el último día del año, sino también el final de una de las medidas sociales para incentivar la natalidad en España, el llamado cheque bebé. Muchas futuras madres que tienen previsto dar a luz a finales de año o a comienzos de 2011 se plantean adelantar el parto para beneficiarse de la medida. Desde la Asociación Española de Matronas advierten de que la cesárea «multiplica por siete» el riesgo de muerte materna.

La presidenta de la asociación, Mª Ángeles Rodríguez ha destacado que para la madre, los riesgos se multiplican cuando se fuerza un parto. De hecho, en una cesárea el riesgo de muerte materna «se multiplica por siete». «Ni en este momento ni en otro compensa asumir riesgos innecesarios», avisa.

«Yo no recomendaría a una mujer que se someta a un tratamiento de inducción o cesárea innecesaria cuando realmente tampoco 2.500 euros van a resolverlo todo», asegura Rodríguez.

A su juicio, la medida económica tendría que haber sido «restrictiva» para personas que «realmente lo necesiten», ya que opina que hay ciudadanos que tienen suficiente apoyo económico. De esta forma, explica Rodríguez, el incentivo se hubiese podido dilatar durante «mucho más tiempo».

Rodríguez también ha asumido «la parte de culpa» que puede achacarse a los profesionales por no haber transmitido la información correcta «sobre el alcance de los riesgos» hasta el punto de que «se ha frivolizado en la programación del parto».

«Cómo termina un parto depende, en gran medida, de cómo se inicia. No hemos descubierto ningún modelo asistencial que sea mejor que el que sabe hacer la naturaleza. Las complicaciones respiratorias de los niños en los casos de cesárea son más probables que en un niño que ha pasado por un parto vaginal normal», concluye Rodríguez.