.

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Al menos 17.000 casos de cáncer de pulmón podrían evitarse cada año, según afirma el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), que alerta de que los fumadores tienen muchas más probabilidades de padecer esta enfermedad que quienes no fuman, dado que el tabaco es el causante del 85 por ciento de estos tumores.

Con motivo del «Día Mundial Contra el Cáncer», que se celebra este viernes, este grupo, formado por 300 médicos oncólogos, especialistas en cirugía torácica, radioterapeutas e investigadores básicos de toda España, insiste en que la prevención es «determinante» para evitar el desarrollo del cáncer de pulmón.

«Sin duda, la enfermedad es evitable en al menos en el 85 por ciento de los casos que se diagnostican, todos ellos relacionados con el hábito tabáquico», asegura su presidente, Rafael Rosell, que advierte de que «uno de cada cuatro nuevos casos de cáncer de pulmón se diagnostican en edades tempranas».

A tenor de estos datos, subraya que si se redujera el número de fumadores jóvenes a la mitad, «en 15 años se podría hablar de un descenso en la incidencia de este tumor de más de 2.000 casos anuales en este sector de la población».

En este sentido, el GECP recuerda que, de los tumores con mayor incidencia, el de pulmón es el que tiene «peor pronóstico y peor diagnóstico precoz» pero, sin embargo, «es el que cuenta con mayores posibilidades de prevención».

De hecho, apunta que, sólo con la cesación del hábito tabáquico, se podría lograr una gran reducción de incidencia. Por eso, además de las campañas destinadas a la población general, el grupo recomienda campañas de concienciación específicas para controlar la adicción entre la población joven.

LOS FUMADORES TIENEN 20 VECES MÁS PROBABILIDADES

Según los expertos, las personas que fuman tienen 20 veces más probabilidades de sufrir este tumor y esta proporción disminuye paulatinamente hasta niveles normales a los 15 años de abandonar el hábito.

Por este motivo, el jefe de Servicio de Oncología del Hospital General de Valencia, Carlos Camps, señala los beneficios que tiene en los fumadores la normativa legal vigente sobre el consumo de tabaco. «Con las restricciones de la nueva Ley del tabaco, el fumador aparece ante la opinión pública como el gran perjudicado y sin embargo, es el más beneficiado, porque si consigue abandonar el hábito reducirá drásticamente las posibilidades de desarrollar un cáncer de pulmón», concluye.