.

El 80% padecerá algún episodio de lumbalgia a lo largo de su vida

MADRID, 07 (EUROPA PRESS)

El 15 por ciento de la población sufre de lumbalgia y el 80 por ciento padecerá algún episodio a lo largo de su vida, lo que hace que esta patología reumática sea una de las más prevalentes y se sitúe a la cabeza de las principales causas de baja laboral, según ha puesto de manifiesto la Sociedad Española de Reumatología (SER) en su estudio EPISER.

Asimismo, se estima que el 44,8 por ciento tendrá al menos un episodio en un periodo de 6 meses; y se sabe que la lumbalgia es una patología que, además, ocupa el segundo puesto en la lista de enfermedades reumáticas que provocan una peor calidad de vida en cuanto a limitación física, detrás de la artrosis de rodilla.

Por ello, por su elevado coste social y económico, los especialistas recomiendan evitar coger peso, mantener una adecuada higiene postural y realizar ejercicio físico como parte de los tres pilares fundamentales para la prevención de esta patología.

Además, el portavoz de la SER, Cayetano Alegre, explica que «los deportes más aconsejables son la natación, sobre todo el estilo de espalda, y la bicicleta estática suave con el manillar elevado; así como caminar por terreno llano al menos una hora diaria».

CONSEJOS PARA REALIZAR LABORES DOMÉSTICAS

Por otro lado, Alegre destaca que las labores domésticas pueden ser una de las causas del dolor lumbar. En este sentido, recomienda arrodillarse o, al menos, doblar las rodillas para ajustar la ropa de cama, subirse a una altura para limpiar los objetos que estén por encima del hombro, repartir la carga entre ambos brazos tras volver de la compra.

También, el especialista aconseja descansar una pierna en una pequeña tarima al planchar, evitar las almohadas excesivamente altas o dormir sin ellas, y asegura que la mejor postura para dormir es de lado o con la cara hacia arriba.

SOBRE LA LUMBALGIA

La lumbalgia provoca dolor en la región de la espalda situada entre las últimas costillas y la zona glútea. El origen de esta enfermedad puede deberse a alteraciones de la mecánica y estática de las estructuras que forman la columna vertebral como puede ser la degeneración del disco vertebral, la artrosis de las vértebras, las fracturas por la osteoporosis o la escoliosis.

En estos últimos casos, el paciente nota un empeoramiento al mantenerse mucho tiempo de pie o al conservar posturas incorrectas de forma prolongada, mientras que al tumbarse en la cama, generalmente, mejora o desaparece el dolor.

Asimismo, el lumbago puede estar causado por determinadas afecciones que inducen una inflamación de la columna vertebral como la espondilitis anquilosante y, en menor medida, por infecciones o tumores. Este grupo de pacientes suele notar el dolor por la noche y de madrugada y se pueden llegar a despertar, teniéndose que levantar de la cama para calmar su malestar.