.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Unos 22.500 escolares aprenden a desayunar de manera saludable para reducir la obesidad infantil gracias a un programa que coordinan las consejerías de Sanidad y Educación en 200 colegios de la región.

Así lo ha explicado este miércoles el director general de Atención Primaria, Antonio Alemany, acompañado del Subdirector de Centros de Educación Infantil y Primaria y Especial de la Consejería de Educación, José Carlos Gibaja.

Ambos han participado en el Colegio Público Aragón, en el distrito de Vallecas, en una sesión de un «Desayuno saludable», una actividad desarrollada por profesionales sanitarios en la que se muestra a los niños la importancia de un desayuno correcto y se les conciencia sobre la adecuada alimentación.

Alemany ha destacado la importancia de continuar realizando este tipo de campañas para que los niños adquieran hábitos saludables de alimentación y ejercicio, que «además de obtener un desarrollo físico y psicológico óptimo en su etapa de crecimiento, ayudando a prevenir la obesidad, mantengan un buen estado de salud en la edad adulta».

La actuación, que lleva como lema «Primero desayuna, después cómete el día», llega este año a un 34 por ciento más de escolares que el año pasado y en la misma participan un 30 por ciento más de colegios. Desde 2005, año en que arrancó la actividad, más de 37.700 niños han participado en las sesiones del «Desayuno saludable».

Los talleres se llevan a cabo en el comedor del colegio y son impartidos por enfermeras de los centros de salud a través de las direcciones asistenciales. El desayuno consiste en una rebanada de pan con aceite de oliva, un vaso de leche y una pieza de fruta, alimentos fundamentales en la dieta mediterránea.

El taller con los niños se complementa con una sesión educativa dirigida al profesorado y a las familias con el objetivo de impartir los conocimientos y aptitudes necesarias para el fomento del desayuno saludable y de una alimentación equilibrada.

La iniciativa «Desayunos saludables» ha conseguido mejorar las conductas alimenticias alimentarias de la población escolar ya que tras la realización de la actividad el porcentaje de escolares que desayuna a diario pasó de un 88 a un 91,5 por ciento, y entre los que ya desayunaban se observó una mejora en la composición del desayuno, con un 84,8 por ciento de niños que incluyen cuatro o más alimentos frente a un 77,4 antes.

La omisión de comidas tan importantes como el desayuno o la merienda se ha relacionado con una mayor prevalencia de obesidad, explican desde la Comunidad.

La Consejería de Sanidad complementa esta actividad a través de las visitas que los escolares realizan al Aula de Salud, que ha permitido que 6.000 escolares de la Comunidad reciban información sobre hábitos de vida y de alimentación saludable.

Asimismo, al Consejería desarrolla distintos actividades dirigidas a los comedores escolares dado que alrededor del 60 por ciento de los alumnos de Primaria de Madrid realizan la comida del mediodía en el centro educativo.

Sanidad, ofrece a los colegios, entre otras cosas, un manual para un asesoramiento nutricional que facilite la correcta elaboración de los menús escolares, la «Guía práctica para la planificación del Menú escolar» y una aplicación informática, que puede encontrarse en www.madrid.org/menuescolar, para la planificación, valoración y auto evaluación por los centros de los menús que sirven en su comedor.