.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El consumo excesivo de café a diario aumenta la posibilidad de padecer artritis reumatoide en el futuro, según han puesto de manifiesto varios estudios realizados sobre la incidencia del consumo de café sobre este tipo de patologías.

«La cantidad ingerida es directamente proporcional al incremento del riesgo y de la gravedad de esta enfermedad. De este modo, cuanto más café se tome, mayor es la probabilidad de desarrollar esta patología, que en la actualidad afecta a unas 250.000 personas en España», explica el reumatólogo del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, Antonio Naranjo.

Y es que se sabe la artritis reumatoide viene determinada por factores genéticos, pero también ambientales. De hecho y como concreta Naranjo, «hasta el 4 por ciento de los casos de artritis reumatoide tiene un familiar de primer grado con la enfermedad, cifra que puede llegar al 15% en el caso de gemelos idénticos. Por su parte, los factores ambientales más conocidos son el tabaco y, en menor medida, el café».

En este sentido, se ha demostrado la relación de la ingesta excesiva de café con la presencia de un determinado tipo de anticuerpos (antiproteínas citrulinadas -CCP positivo- o factor reumatoideo -FR positivo-) en los pacientes con artritis reumatoide. Estos anticuerpos aparecen casi exclusivamente en los afectados y se asocian al desarrollo de lesiones articulares y, por tanto, a un estado de la enfermedad más grave.

Sin embargo, las causas de esta relación son desconocidas. «Aunque se cree que está relacionado con alguno de los componentes del café, se desconoce cual de ellos, y tampoco se sabe si es una sustancia que puede ser filtrada o si aparece sólo tras el tueste», explica Naranjo.

La artritis reumatoide es una enfermedad grave y crónica que causa la inflamación de las articulaciones y tejidos circundantes. En España afecta a más de 250.000 personas y se da mayoritariamente en la población femenina, con su mayor pico de incidencia en las mujeres entre 35 a 55 años. Además, se estima que cada año se producen 20.000 nuevos casos.