.

Extremadura, Canarias y Andalucía son las comunidades autónomas que más factores de riesgo cardiovascular acumulan

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Más del 40 por ciento de los hombres presenta hipertensión arterial, uno de los factores de riesgo cardiovascular, junto con la dislipenia y la obesidad, más prevalente en España, según muestra las conclusiones extraídas del Estudio DARIOS, en el que han participado 28.000 personas, coordinado por investigadores del Instituto de Investigación Hospital del Mar (IMIM) y financiado por AstraZeneca.

Así, Extremadura, Canarias y Andalucía son las comunidades autónomas donde estos factores son más frecuentes y se encuentran «significativamente» por encima de la media española», según explica el doctor Jaume Marrugat, del Grupo de Epidemiología y Genética Cardiovascular y el Programa de Investigación en Procesos Inflamatorios y Cardiovasculares del Instituto Municipal de Investigación Médica de Barcelona, quien ha participado en el estudio.

Teniendo en cuenta los datos, la hipertensión es el factor de riesgo cardiovascular más prevalente en España, puesto que el 47 por ciento de los hombres y el 39 por ciento de las mujeres lo padecen; a continuación, le sigue la dislipemia con colesterol total por encima de los 250 mg/dl, ya que la sufren el 43 por ciento de los hombres y el 40 por ciento de las mujeres; y en tercer lugar, la obesidad, que afecta al 29 por ciento en ambos sexos.

En la misma dirección, el tabaquismo y la diabetes mellitus son los otros grandes factores de riesgo cardiovascular más frecuentes entre los españoles. «Son fumadores el 33 por ciento de los hombres y el 21 por ciento de las mujeres; la diabetes afecta al 16 por ciento de los varones y al 11 por ciento de las mujeres», indica Marrugat.

Este especialista señala que los hombres con menos factores de riesgo cardiovascular se encuentran en Castilla-La Mancha, Madrid y Cataluña, concretamente Girona, mientras que, por su lado, las mujeres «más saludables» se encuentran en Navarra, Castilla y León y Cataluña, también Girona.

«Los ciudadanos tienen que aprender la forma más eficaz de prevenir las enfermedades cardiovasculares: deben comer sano y con moderación para no aumentar de peso, no fumar, y realizar ejercicio regular, de 30 a 60 minutos diarios adaptados a la condición física y gustos de cada uno», apunta.

Ante esta situación, el experto recomienda «controlar de vez en cuando la glucosa, el colesterol, la presión arterial y seguir estrictamente las indicaciones del médico responsable». En este sentido, y en determinados casos, también convendría «acceder a las nuevas tecnologías que permiten establecer el riesgo genético de enfermedad coronaria, ya que ayudan a los médicos a individualizar la intensidad de la prevención y aplicar una medicina más personalizada», concluye.