.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Médicos y farmacéuticos han presentado este miércoles la «Guía de Actuación para el farmacéutico comunitario en pacientes con hipertensión arterial (HTA) y riesgo cardiovascular (RCV)», una publicación consensuada entre ambos grupos de profesionales que muestra cómo detectar y controlar la enfermedad y que pretende, también, impulsar la labor de las farmacias en el diagnótico precoz.

Así, la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC), la Sociedad Española de Hipertensión-Lega Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA) y el Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada (GIAF-UGR), con la colaboración de Laboratorios Lacer, han elaborado esta guía en beneficio de los diez millones de personas adultas que sufren estos problemas en España.

Este trabajo conjunto aúna criterios y establece las bases para la detección y seguimiento del paciente hipertenso en la farmacia comunitaria, definiendo a su vez los signos de alarma y los procedimientos de derivación al médico. Es, por tanto, un material que busca resaltar la labor de los farmacéuticos.

«La farmacia puede y debe ser una extensión de los hospitales, de donde sólo se van a derivar ventajas. Ahorra tiempo y costes a los centros de salud», ha asegurado el jefe de la Unidad de Hipertensión del Hospital Universitario 12 de Octubre y ex presidente de SEH-LELHA, el doctor Luis Miguel Ruilope.

DESAFÍO PARA EL SISTEMA SANITARIO

En España, más de la mitad de los adultos por encima de los 60 años tiene la tensión elevada, por lo que «es un desafío para el sistema sanitario coordinar mecanismos de actuación que cuenten con la participación de todos los profesionales de la salud», ha explicado el jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Mutua Terrassa y coordinador de la guía, el doctor Alejandro de la Sierra.

Por su parte, el miembro del GIAF-UGR y también coordinador del manual, Daniel Sabater, ha apuntado que el farmacéutico es el profesional sanitario «más accesible a la población» aunque ha lamentado que está «infrautilizado». Por ello, esta guía puede favorecer, a su juicio, la actuación de estos profesionales ya que incluye un «cierto» componente formativo, se centra en los pacientes y crea vínculos de colaboración con los médicos.

Finalmente, el jefe de Productos Estratégicos de Laboratorios Lacer, Emili Iroz, ha señalado que la compañía trabaja desde 2006 en el proyecto «Cuidate, Corazón», donde se integra esta guía práctica y ha afirmado que este texto permite trabajar «de manera conjunta a médicos y farmacéuticos» de cara a una enfermedad que afecta a tantas personas.