.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Fundación Española del Corazón (FEC) ha instado al Gobierno a tomar «más» medidas para luchar contra la «alta prevalencia» de enfermedades cardiovasculares y ha puesto el ejemplo a seguir de Finlandia, un país que desde los años 70 ha conseguido reducir en un 80 por ciento la mortalidad por cardiopatía entre los hombres de 35 y 64 años.

Con motivo de la celebración de la XXVII Semana del Corazón de Madrid, la entidad ha relatado que, en la década de los 60, el país nórdico tenía la tasa de muerte por enfermedad cardiaca más elevada del mundo. Un dato que provocó que su gobierno iniciara un proyecto que impulsara su reducción.

En concreto, el «Programa Karelia» se basó en una mayor apuesta por la creación y ejecución de actividades innovadoras que tenían el objetivo de concienciar a la población sobre la necesidad de tomar un estilo de vida más saludable. Algunas de estas actividades fueron la creación de programas para perder peso y dejar de fumar en los lugares de trabajo, creación de series de televisión donde los protagonistas tomaban hábitos de vida saludables, ley antitabaco, acuerdos con la industria del consumo para reducir niveles de sal y grasa en los alimentos o educación en colegios, entre otras.

Tras 30 años de práctica de estas políticas, Finlandia consiguió reconvertir los hábitos de vida de los finlandeses: redujo el consumo de grasas como la mantequilla –al principio, el 80 por ciento de la población la tomaba con pan cada día y en la actualidad no llega al 5 por ciento)–, descendió el consumo de leche entera en más de un 50 por ciento; ahora, el 60 por ciento de los finlandeses cocina con aceite vegetal y ha descendido un 30 por ciento los hombres fumadores.

«Este proyecto ha demostrado que es posible disminuir la cifra de personas que padecen alguna enfermedad cardiovascular, pero para ello es necesario que el Gobierno sea su impulsor y que implique a todos los sectores relacionados como a los educadores, ONG, sector sanitario, medios de comunicación y sector de consumo», ha subrayado el presidente de la FEC, el doctor Leandro Plaza.

A su juicio, este tipo de medidas reduce, no sólo la tasa de mortalidad por enfermedad cardiaca, sino también su prevalencia, ya que existen otros estudios, también realizados en países nórdicos, que demuestran una reducción del 15 por ciento en la incidencia de enfermedades cardiovasculares tras diez años de políticas de prevención».

En Finlandia, se calcula que el «Proyecto Karelia» ha logrado prevenir 50.000 muertes en todo el país, no sólo relacionadas con las enfermedades cardiovasculares, sino que también con otras patologías crónicas como es el caso del cáncer. Además, se estima que también se han logrado alargar en diez años la esperanza de vida.