.

VALENCIA, 30 (EUROPA PRESS)

El servicio de Endocrinología del Hospital Universitari i Politècnic La Fe en Valencia ha hecho un llamamiento a la prudencia en la práctica de las dietas hiperprotéicas, muy extendidas últimamente y cuyo fundamento pasa por consumir gran cantidad de proteínas y eliminar los hidratos de carbono, que representan el 50 por ciento del aporte diario de nutrientes.

Según el doctor Vicente Campos, es cierto que estas dietas permiten perder peso rápidamente porque el organismo busca en la grasa los hidratos de carbono que necesita, lo que a su vez genera un efecto anorexígeno, es decir, quita el apetito, aunque ha advertido de que “pueden resultar metabólicamente perjudiciales al sobrecargar los riñones o el hígado y tampoco consiguen modificar los hábitos alimenticios hacia prácticas más saludables”.

Asimismo, los endocrinos advierten del peligro de llevar a cabo dietas sin la supervisión de un especialista, puesto que a menudo se adoptan malas prácticas como saltarse comidas. De hecho, resaltan que la omisión de ingestas se ha determinado, paradójicamente, como uno de los principales factores relacionados con el sobrepeso en Estados Unidos, unido al sedentarismo.

Así, el doctor Campos ha resaltado que “es importante acudir siempre al médico con el fin de comprobar si realmente existe un problema de sobrepeso, ya que en ocasiones se trata de una cuestión estética”, como lo demuestra el hecho de que en La Fe se registren picos asistenciales con la llegada del buen tiempo, así como con el fin de las fiestas navideñas.

“Lo realmente depurativo es mantener hábitos saludables de forma continuada. Ningún alimento aporta lo necesario para estar bien nutrido, salvo la leche materna en los bebés; por eso es importante llevar a cabo dietas equilibradas y restrictivas en calorías, así como realizar ejercicio de forma regular”, ha insistido el endocrino.

El doctor ha detallado que lo recomendable es realizar diariamente tres comidas principales que incluyan verduras y fibra, y dos tentempiés, así como tomar al menos tres piezas de fruta y alimentos protéicos con poca grasa como carnes, pescados y huevos, ingiriendo al menos un litro y medio de agua al día.