.

Destacan que la mortalidad crece en menor medida al aumento de la incidencia gracias a los diagnósticos y nuevos fármacos

VALENCIA, 1 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente de la Junta Asociada provincial de Valencia contra el cáncer, Antonio Llombart, ha manifestado este miércoles que el aviso de la OMS de que el uso de teléfonos móviles es “posiblemente cancerígeno” es “una llamada de atención” ya que no hay datos objetivos de que hayan aumentado los tumores del sistema nervioso central por esta exposición.

Llombart ha realizado estas declaraciones en la rueda de prensa con motivo de la campaña de cuestación anual contra el cáncer, en la que este jueves unas 300 mesas y más de 1.500 personas en Valencia recogerán dinero bajo el lema “tu aportación cuenta. Colabora”. El pasado año se recaudó 331.000 euros.

En ese sentido, ha indicado que “todo abuso siempre tiene sus riesgos, sobre todo en edades tempranas y exposiciones largas”, pero ha constatado que no se ha detectado un aumento de la incidencia en los 3.800 nuevos casos anuales de este cáncer por el uso de los móviles.

El también presidente de la Fundación IVO ha advertido de que el cáncer no va a disminuir ya que se prevé que de los 200.000 casos anuales en España, unos 20.00 en la Comunidad, aumenten a los 300.000 en 2020, de los que entre el 45 y el 55 por ciento van a fallecer. No obstante, ha aclarado que “no hay que transmitir una visión negativa, pero sí realista” ya que en muchos cánceres se han elevado los niveles de supervivencia, como en los tumores infantiles, que alcanza el 70-75 por ciento o el mama con un 93 por ciento en los estados iniciales.

Al respecto, el jefe Oncología del IVO, Vicente Guillem, ha explicado que la causa principal de este incremento de las tasa de cáncer es el aumento de la esperanza de vida junto a la mayor presencia de factores cancerígenos. No obstante, ha destacado que “afortunadamente” la mortalidad no crece la mismo ritmo, incluso en algunos tumores está disminuyendo, gracias a un diagnóstico mejor y a los nuevos tratamientos.

De hecho, ha resaltado que las perspectivas son “halagúeñas” porque cada día hay mejor conocimiento de las moléculas implicadas en la aparición y extensión del cáncer, con lo que se pueden crear fármacos para atacar de forma selectiva sin destruir como hasta ahora toda la célula.

Así, ha puesto el ejemplo de los nuevos medicamentos que han surgido para un tipo específico de cáncer de pulmón, con una respuesta cercana al 100 por cien; o un nuevo fármaco para aumentar la inmunidad en el melanoma que existe desde hace un mes. Ha explicado que en estos momentos hay unos 3.300 medicamentos en fase 3 de estudio, de los que como mínimo un 10 por ciento serán comercializados. No obstante ha advertido de las consecuencias “tremendamente graves” que reportará la reducción en investigación biomédica por parte de las instituciones españolas.

Con todo, el también presidente de la Fundación IVO, Antonio Llombart y de la Real Academia de Medicina Valenciana, ha reclamado que se debe implicar a toda la ciudad en la prevención primaria pero durante toda la vida: desde controlar la exposición solar a los menores, evitando el inicio del tabaco en la juventud, y llevando una dieta saludable. Sin embargo, ha evidencia que estos mensajes “no calan” en la juventud, sobre todo en las mujeres, ya que un estudio realizado sobre 10.233 universitarios valencianos, ha demostrado un incremento del consumo de tabaco: de un 20,86% en 2006 a un 24,83% en 2009.

Asimismo, ha alertado del descenso de la tasa de vacunación registrado en Valencia y la Comunidad Valenciana contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) por las “reticencias” que se crearon por “las dos pequeñas situaciones adversas que se produjeron y que no se han repetido” cuando ha recalcado que se trata de “una verdadera prevención”. Para terminar, ha insistido en los peligros para la salud futura de los niños por la unión entre el sedentarismo como por el abandono de una dieta mediterránea.

PELIGROS DE LA TANOREXIA

Por último, el jefe de dermatología del IVO, Carlos Guillén, ha constatado que el tabaco es para el cáncer de pulmón lo que los rayos UVA, ya sean naturales o de cabina, es para el cáncer de piel. De hecho, ha recordado que la OMS en 2009 ya los igualó en la misma categoría de sustancias cancerígenas.

Pese a ello, ha puesto de relieve el incremento de la tanorexia, aquellas personas que se hacen dependientes a los rayos ultravioletas para mantenerse bronceados todo el año a pesar del envejecimiento prematuro y del aumento de probabilidades de sufrir cáncer que tendrán.

Guillen, ante la llegada del verano, ha explicado que resulta mucho más peligroso una exposición al sol aguda e intermitente, aquellos trabajadores de sitios cerrados que en sus vacaciones pasan una semana al sol de forma intensa ya que estos quemazos pueden derivar en melanoma, que una exposición crónica. Así, los trabajadores al aire libre suele presentar un envejecimiento mayor y rugosidad de la piel, pero este tipo de exposición solar puede derivar en un carcinomas epidermoides, menos peligroso que el melanoma.