.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres desarrollarán algún tipo de cáncer a lo largo de su vida y el 60 por ciento de ellos recibirá radioterapia como tratamiento. Con estas palabras el presidente en funciones de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), Ferrán Guedea, ha querido destacar la importancia de esta especialidad, que durante esta semana celebrará su 16 congreso en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid.

Y es que, aunque la incidencia del cáncer se ha incrementado en los últimos años también lo ha hecho su tasa de curación. En concreto, Guedea ha recordado que el 85 por ciento de las afectadas por tumor de mama se cura tras la cirugía, la radioterapia y el tratamiento farmacológico, al igual que el 95 por ciento de los cánceres de próstata abordados en estadíos iniciales.

«Estas cifras eran impensables hace unos años», afirma Guedea, quien asegura que la radioterapia es un tratamiento que ha contribuido de manera «remarcable» para alcanzar estas esperanzadoras tasas de curación. Además, es también la terapia que «más se ha personalizado» y que más se adapta a cada paciente para dar «la mejor curación con los menores efectos secundarios».

Como resume la presidente del Comité Organizador del Congreso, Ana Mañas, la radioterapia es, en definitiva, «una alternativa a la cirugía radical, que evita, en muchos casos, las cirugías mutilantes». En este sentido, este congreso «es un foro abierto de conocimiento y relaciones personales», que reúne a más de 700 expertos nacionales e internacionales desde un abordaje multidisciplinar, que cuenta también con la visión de los propios pacientes.

Así, el encuentro, que ha sido declarado de interés científico por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, y avalado por las Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), contará con más de 500 comunicaciones y la participación de todos los profesionales sanitarios implicados en el abordaje terapéutico del paciente con cáncer.

En concreto y como destaca el presidente del Comité Científico del congreso, Alejandro de la Torre, el encuentro reunirá a expertos nacionales e internacionales con carácter multidisciplinar, acogiendo desde oncólogos médicos y radioterápicos, pasando por profesionales técnicos, psicooncólogos, personal de enfermería y acabando por el paciente, que por primera será incorporado en una jornada de puertas abiertas que tendrá lugar el 15 de junio a las 5 de la tarde.

Asimismo, el consejero en funciones de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, también participarán en el encuentro tras la citada jornada.

LA VOZ DEL PACIENTE

«Cuando el paciente se le ofrece la posibilidad de conocer su propia enfermedad y de participar en el proceso se le da tranquilidad», asegura la economista y paciente con cáncer de laringe, Teresa Arenas, quien agradece el abordaje multidisciplinar recibido y apuesta por la «integración total» del paciente con cáncer como «principal objetivo del siglo XXI.

Otro de los apartados estrella del congreso son los «Curso de Refresco», mediante los que se quieren cubrir los objetivos de formación, actualización e intercambio de experiencias. «Hemos propuesto aquellos temas que aún no siendo de la mayor intensidad asistencial y que, por lo tanto, no suelen ser temas de grandes eventos, si plantean problemas frecuentemente al oncólogo radioterápico como son los tumores de cavum, esófago, o del canal anal», explica de la Torre.

A ellos se suman, entre otros, las innovaciones en radioquimioterapia y altas tecnologías, la sesión dedicada a la entrega de premios a los mejores investigadores, y el curso de radiofísica que aborda los «conocimientos básicos» que aúnan la física y la medicina. También, tendrán su espacio los aspectos éticos, que tendrán en cuenta «las diferencias geográficas sobre el acceso a las nuevas tecnologías», así como la formación de los jóvenes oncólogos.

EL CÁNCER, UN MODELO A SEGUIR

En los últimos años hemos conseguido un «gran control de la enfermedad», asegura Mañas. «El cáncer es un modelo a seguir para todas las áreas de investigación biosanitaria», añade el presidente de Abbott, Esteban Plata, quien concreta que «actualmente hay 300 moléculas en fase III de investigación», que podrían «estar disponibles en 2 o 3 años».

Además, la investigación en oncología es para Plata un «ejemplo de multidisciplinariedad», que toma en cuenta la aportación de diferentes áreas, desde la biología molecular hasta la influencia de los estilos de vida, y en la que «no existen barreras» para la integración y la colaboración público-privada.