.

MÉRIDA, 12 (EUROPA PRESS)

La apnea del sueño es una enfermedad muy frecuente que afecta al 24 por ciento de los adultos, y la mayoría están sin diagnosticar, ya que su acceso al diagnóstico “es complicado y origina frecuentes listas de espera”.

Por eso, una investigación sobre el tratamiento de apneas del sueño coordinado el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, el CIBER de Enfermedades Respiratorias, integrado en el Instituto de Salud Carlos III y dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, ha concluido que el diagnóstico domiciliario de esta dolencia “es igual de eficaz que el realizado en un centro hospitalario y la mitad de costoso”.

El jefe del Servicio de Neumología del hospital cacereño, Juan Fernando Masa, investigador del Ciber y coordinador del estudio, ha explicado que las conclusiones logradas sitúan a las técnicas de diagnósticos domiciliarias de apnea del sueño como la “herramienta diagnóstica de uso inicial en todo el mundo”.

Dicha herramienta, explica, reduce importantes costes sanitarios con respecto al diagnóstico hospitalario, disminuye las listas de espera y evita desplazamientos de pacientes con limitaciones funcionales o que viven alejados de centros sanitarios, según informa la Junta de Extremadura en nota de prensa.

PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

La apnea de sueño es un problema de salud pública de primera magnitud, debido a que favorece la aparición de hipertensión arterial, enfermedades cardíacas, cerebrovasculares, accidentes de tráfico y mayor mortalidad.

Como consecuencia de lo anterior, se han hecho grandes esfuerzos en investigación para intentar simplificar el diagnóstico. El diagnóstico tradicional y estándar se realiza en el hospital durante una noche, registrándose diferentes señales biológicas con una vigilancia específica, método conocido como polisomnografía.

El principal inconveniente es que esta prueba es costosa y en consecuencia, impide dimensionar los laboratorios de sueño para poder atender toda la demanda necesaria.

Como alternativa se han desarrollado y utilizado en la práctica estudios domiciliarios con dispositivos de diagnostico más simples, que el propio paciente pueda colocarse, conocidos como poligrafía respiratoria.

Este estudio, liderado por el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, en el que han participado varios centros hospitalarios españoles y que ha sido publicado por la revista científica “Thorax”, pone de manifiesto “la eficacia del diagnóstico domiciliario, lo que repercutirá en beneficio del paciente y del sistema sanitario”.