.

VALENCIA, 1 (EUROPA PRESS)

Especialistas del Departamento de Salud de La Ribera de Alzira (Valencia) han recomendado planificar la vuelta al trabajo y mantener una actitud positiva como medidas para evitar el síndrome postvacacional.

Este síndrome, que ha sufrido un 56 por ciento de la población alguna vez, según diversos estudios, suele durar unos pocos días y se produce al incorporarse de nuevo a la rutina laboral, según ha informado este jueves la Generalitat Valenciana en un comunicado.

Ana Fortea, psicóloga clínica del Departamento, ha afirmado que este síndrome se puede evitar, siguiendo unas sencillas indicaciones, y “manteniendo una actitud positiva, que ayude a sobrellevar mejor estos primeros días”.

La psicóloga ha señalado que es conveniente reservar los últimos momentos de las vacaciones para intentar acostumbrarse a la rutina de la vida diaria, sobretodo a los horarios.

“Es importante recuperar horarios y una rutina, no alargar demasiado las siestas y volver a la residencia habitual”, ha recomendado Fortea, quien a su vez ha instado a dormir más durante las primeras jornadas laborales, para conseguir regular el reloj biológico.

Según Ana Fortea, “es un síndrome pasajero, que puede durar unos diez días tras los que se adaptan perfectamente as la rutina”. La fatiga, el cansancio, la falta de apetito, la somnolencia o el insomnio son algunos de los síntomas físicos que se manifiestan, aunque también suele ir acompañado por síntomas psíquicos como la falta de interés, la irritabilidad, el nerviosismo, la inquietud, la tristeza, las ideas de ruina y la indiferencia. En caso de alargarse más tiempo, “hablaríamos de un episodio depresivo u otra reacción”, ha asegurado la psicóloga.

Según la especialista, “para superar mejor la vuelta es aconsejable no darle demasiada importancia ni a las vacaciones ni a la diferencia de vida que llevamos durante el resto del año”.

Retomar las actividades físicas que se han practicado durante los días libres, como pasear o montar en bicicleta, seguir una alimentación equilibrada y no renunciar a las actividades de ocio de las que se ha disfrutado en verano son claves que ayudarán a tener una mejor reincorporación.

En este sentido, la experta ha comentado que es recomendable encontrar una afición que practicar durante el tiempo libre, que “ayude a desconectar y a hacer más llevadero el trance”.

Aunque este síndrome puede afectar a todo tipo de personas, es más común que se presente en personas jóvenes. Según los últimos estudios, el 35 por ciento de los trabajadores entre 25 y 40 años se ven afectados por estos síntomas, principalmente porque “experimentan una ruptura brusca del ritmo de vida y se incorporan al trabajo sin haber tenido ningún día de aclimatación a la vida diaria”.

Además, ha apuntado que “afecta sobretodo a los que conciben el período vacacional como la culminación de su bienestar personal o los que suelen mostrar malestar con su trabajo y con la vida laboral”.