.

La mayoría piensa que sólo afecta a niños y muchos creen que es un trastorno leve que aparece sólo en ambientes “desorganizado”

MADRID, 04 (EUROPA PRESS)

El 96 por ciento de los españoles desconoce qué es el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), un problema neuropsiquiátrico que afecta a entre el 5 y el 6 por ciento de los niños y adolescentes en España –unos 300.000 en total, de los que el 80% está sin diagnosticar– y hasta al 4 por ciento de adultos, que la arrastran desde la infancia.

Son datos del estudio titulado “Conocimiento de la población general sobre el TDAH”, una de las primeras iniciativas puestas en marcha en el marco del I Plan de Acción en TDAH (Pandah). La iniciativa, impulsada por Shire, se ha presentado este martes, durante la IV Semana Europea de Sensibilización sobre el TDAH.

Según esta encuesta, realizada a 800 personas y presentada por la coordinadora del estudio y directora general de Adelphi, Maite Artés, la mayoría (70%) piensa que el TDAH es un problema que afecta sólo a los niños.

El 39 por ciento sabe que afecta a jóvenes y sólo el 25 por ciento que se puede padecer de adulto. Sin embargo, según señala Artés, “el 70 por ciento de casos de TDAH se dan en adultos”.

Para el 25 por ciento de los encuestados, el TDAH es “un problema relativamente leve que desaparece con la edad”. No obstante, según puntualiza la coordinadora del trabajo, aunque el TDAH evoluciona con el tiempo, “si no se trata no se sana”.

Además, la encuesta dice que uno de cada tres españoles cree que la causa de este trastorno es que el niño vive en un ambiente familiar y escolar “desorganizado”.

EL 80% DE CASOS DE ORIGEN GENÉTICO

La experta aclara que el 80 por ciento de los casos de TDAH se deben a factores genéticos y que “no es culpa de nadie que un niño tenga TDAH”.

Además, el 40 por ciento de los encuestados desconoce que este problema tiene tratamiento o intervención sanitaria y el 3 por ciento piensa que no produce “ningún tipo de limitación”.

La realidad, señala Artés, es que los pacientes con este trastorno sufren ansiedad, depresión y tienen más probabilidades de caer en adicciones o de sufrir accidentes de tráfico. Además, tienen más fracaso escolar, más problemas en el ambiente laboral y más rupturas familiares o de pareja.

“Estos datos nos reafirman en la necesidad de poner en marcha el Proyecto Pandah”, una iniciativa cuyo objetivo es desmontar estas falsas creencias sobre el TDAH y concienciar a la población de la importancia de diagnosticar precozmente y tratar este trastorno, ha señalado la responsable de Adelphi.

Pandah es un proyecto donde psiquiatras, psicólogos, pediatras, padres y educadores colaborarán durante tres años. El objetivo es aunar esfuerzos para crear el primer Plan Estratégico de Actuación Multidisciplinar frente al TDAH.

PROPUESTAS PARA ABORDAR EL TDAH

Las propuestas de esta estrategia podrían ser el “germen” de futuras acciones para mejorar su abordaje, para lo que podrán su informe tanto en manos de las administraciones central y autonómica, como de los profesionales y los ciudadanos.

Según el coordinador del Proyecto Pandah, César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente de la Clínica Universidad de Navarra, “el objetivo es recoger las experiencias de todos los implicados para conocer la situación del TDAH en España e identificar áreas de mejora”.

Para la profesora de Psicología Evolutiva y de la Educación en la Facultad de Psicología de la UNED, Isabel Orjales, con 20 años de experiencia en el tratamiento del TDAH, una de las principales necesidades es conseguir su diagnóstico precoz.

CINCO GUÍAS PARA MANEJAR EL TRASTORNO

En España existe una media de seis años de retraso diagnóstico del TDAH, dos años por encima de la media del resto de países. Las pruebas médicas o psicológicas pueden dar indicios de existe este trastorno, pero no son concluyentes.

Según Orjales, se necesita “conocer al niño, su historia clínica, su comportamiento y sus antecedentes familiares para poder realizar un diagnóstico certero de la enfermedad”. Además, hay que observar sus síntomas, que cambian en función de cada caso, pudiendo darse o no hiperactividad o presentarse como si fuera, simplemente, un trastorno de aprendizaje.

Otra necesidad es ofrecer pautas a los padres para manejar el problema de sus hijos. Para ello, en el marco del Proyecto Pandah, desde este mes están disponibles en la web “www.tdaytu.es” cinco guías que ofrecen información sencilla sobre los síntomas de este trastorno y consejos para manejarlo.