.

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La Fundación Botín ha presentado este lunes en Madrid el programa Educación Responsable, desarrollado en Cantabria, que consigue incrementar el rendimiento académico, la comunicación, la inteligencia emocional y la reducción de la ansiedad en alumnos de entre tres y 16 años.

Para elaborar este estudio, que se ha llevado a cabo en colaboración con la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria, se desarrollaron programas intensivos sobre 1.000 alumnos de tres colegios comparando los resultados con otros tres centros en los que no se desarrolló esta formación.

Durante tres años se midió la evolución de los escolares en su capacidad de identificar y diferenciar las propias emociones, el uso de estrategias para reparar los estados emocionales negativos, su capacidad de defender sus derechos, expresar ideas y sentimientos respetando a los demás y el nivel de ansiedad que presentaban.

VÍDEOS, MÚSICA, LIBROS, TUTORÍAS

Todo ello se estudió a través de actividades que potenciaban estas aptitudes como, por ejemplo, el uso de películas con imágenes de alumnos que agredían a otros, la utilización de libros que trabajan las emociones, la música, la plástica, el conocimiento del medio o las tutorías.

En concreto, con estos y más trabajos, se comprobó que un 13,1 por ciento de los alumnos redujo sus niveles de ansiedad, un 5,6 por ciento mejoró la identificación de sus sentimientos tanto positivos como negativos y un 4,5 por ciento aumentó su capacidad de defender sus ideas respetando a los demás.

«Querer al alumno, que el alumno se quiera a sí mismo y que quiera a los demás» es el pilar fundamental en el que se asienta este programa, ha comentado en rueda de prensa el director general de la Fundación Botín, Íñigo Sáenz de Miera. A su juicio, uno de los principales problemas de la educación española es la falta de atención a las emociones de los jóvenes ya que «se ha ido a las ideas y al discurso intelectual cuando era más fácil se reconociera en una emoción».

Este programa no sólo ha beneficiado la conducta de los escolares sino que, según ha informado la directora del área de educación de la Fundación, Fátima Sánchez, se ha conseguido que los profesores estén «más satisfechos» con los resultados que consiguen en los alumnos.

No obstante, el estudio no sólo se ha servido del análisis de los centros escolares cántabros, sino que también se ha realizado otro informe en el ámbito mundial sobre Inteligencia Emocional y Social que analiza la situación actual en esta materia en países como Australia, Canadá, Finlandia, Portugal y Singapur.

«Estamos viendo las mismas evidencias en otros países. Gracias a la generosidad de la Fundación podemos observar lo que está pasando fuera de España y podemos tanto exportar como importar avances educativos, ha comentado el director de la Plataforma Botón para la Innovación en Educación, Christopher Clouder.

RED DE CENTROS DE EDUCACIÓN RESPONSABLE

Este programa ha suscitado el interés de docentes de toda España y, según ha explicado el director general de la Fundación Botín, a partir de este año comenzará a funcionar a través de una plataforma online desde la cual formarán a más de 300 docentes y 6.000 alumnos de 15 colegios de Cantabria.

Este proyecto es de formación semipresencial y se realiza en tres fases: una primera de formación de docentes, otra de formación de otros compañeros del sector y una última fase que consiste en que todo el centro educativo sea de formación responsable.

Así, el objetivo de la Fundación para el próximo año es incluir en esta nueva red a 50 colegios para que 1.000 docentes trabajen de forma intensa con 20.000 alumnos.