.

Dos jornadas de trabajo que se centrarán en la enfermedad cardiovascular en la mujer y las enfermedades hiperlipidemias

Madrid, 10 (EUROPA PRESS)

Las mujeres tienen un 50 por ciento de probabilidades de morir por su primer infarto, mientras que los hombres esa posibilidad se reduce a un 30 por ciento, y en ese caso, la «principal barrera, curiosamente, es un sentir general que tiende a infraestimar la verdadera incidencia del problema en la mujer».

Así se ha puesto de manifiesto en el XIII Congreso Regional que la Asociación Sociedad Extremeña de Cardiología celebra en la ciudad de Cáceres desde este viernes, y que en esta edición se centra en la enfermedad cardiovascular (ECV) en la mujer y la evolución de los fármacos hipolipemientes que combaten las enfermedades hiperlipidemias.

Este congreso fue inaugurado este viernes por el presidente de la Sociedad Extremeña de Cardiología y jefe de la sección de Hemodinámica del Hospital Infanta Cristina de Badajoz, José Ramón López Mínguez; el director general de Asistencia Sanitaria, Eduardo Laguna; el teniente de alcalde, Valentín Pacheco; el presidente de Colegio Oficial de Médicos de Cáceres, Carlos R. Arjona, y el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Badajoz, Pedro Hidalgo.

Las autoridades presentes en la inauguración han resaltado de forma unánime que a partir de ahora se entra en una nueva etapa de formación continuada de los médicos de Extremadura, donde juegan un papel fundamental las asociaciones y colegios profesionales.

Según informa la organización en nota de prensa, este encuentro profesional cumple dos funciones básicas para sector médico de la región, ya que durante las jornadas de trabajo se debate sobre temas de actualidad de la mano de profesionales de primera línea, y por otro lado se fomenta el intercambio de opiniones y conocimientos para tejer redes entre los participantes.

ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR EN LA MUJER

La jornada del viernes contó con la presencia de una serie de especialistas en una mesa de trabajo en la que se trató sobre la enfermedad cardiovascular en la mujer, en la que se pretende alertar a médicos y pacientes sobre la realidad de esta dolencia, que «la principal causa de fallecimiento en la mujer por encima del cáncer de mama».

En esta mesa de trabajo participaron el director del Área de Cardiología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo, Andrés Iñiguez Romo, y el jefe de sección de Hemodinámica del Hospital Infanta Cristina de Badajoz y presidente de la Sociedad Extremeña de Cardiología, José Ramón López Mínguez.

Según los datos aportados en esta sesión, en Europa las enfermedades cardiovasculares suponen el 43 por ciento de las muertes en hombres y el 55 por ciento en mujeres. Del mismo modo, la probabilidad de morir tras un primer infarto, es casi el doble que la de los hombres.

Los datos revelan que las mujeres tienen un 50 por ciento de probabilidades de morir por su primer infarto mientras que los hombres, un 30 por ciento, y la «principal barrera, curiosamente, es un sentir general que tiende a infraestimar la verdadera incidencia del problema en la mujer», sin embargo, según un estudio de EEUU, más de la mitad de ellas desconoce esta realidad.

Aunque en los últimos años se han reducido los eventos cardiovasculares en los países occidentales esta reducción ha sido menor en mujeres que en hombres persistiendo pues esta diferencia entre sexos.