.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Cada minuto se producen tres fracturas vertebrales en algún lugar del mundo a causa de la osteoporosis, según la Sociedad Española de Reumatología (SER). Este jueves, 20 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Osteoporosis una enfermedad que “está infravalorada, ya que ocho de cada diez pacientes que sufren una fractura osteoporótica no reciben los cuidados necesarios para prevenir otras nuevas”.

La SER asegura que sólo un 21 por ciento de pacientes con osteoporosis cumple con las medidas terapéuticas indicadas, por lo que “es necesario actuar instaurando medidas preventivas adecuadas en los 1,6 millones de mujeres y los 438.000 hombres que padecen la enfermedad”. Y es que “los pacientes que han sufrido una fractura osteoporótica duplican el riesgo de sufrir otra si no se toman las medidas oportunas”, asegura el Doctor Luis Arboleya, portavoz de la SER y reumatólogo del Hospital Universitario Central de Asturias (Oviedo).

A nivel nacional el año pasado “se diagnosticaron 30.000 fracturas vertebrales, aunque esta cifra en realidad puede llegar a duplicarse ya que casi la mitad de estas lesiones son asintomáticas y no se diagnostican”, según el doctor.

EDADES AVANZADAS

La osteoporósis se manifiesta sobre todo en edades avanzadas, “un sector demográfico en clara tendencia ascendente”, asegura el doctor Arboleya. El nivel inferior a esta es la osteopenia, que tiene menor riesgo de fractura y afecta a 3,8 millones de mujeres y unos 2 millones de hombres. Los enfermos de esta patología no necesitan tratamiento farmacológico.

Para el doctor Arboleya, “es importante involucrar al paciente en las decisiones sobre su tratamiento, potenciar programas que recuerden que deben seguir la terapia y mejorar la comunicación entre médico y paciente”. El galeno, además, revela que hay tres signos que avisan de que existe una fracturavertebral: espalda encorvada, pérdida de altura, y dolor súbito y agudo de espalda.

La Organización Mundial de la Salud ha desarrollado una herramienta llamada “FRAX” que cuantifica el riesgo de fractura. Este programa está disponible gratuitamente en Internet y “permite clasificar a cada paciente como de riesgo bajo, moderado y alto, incluso sin necesidad imperiosa de realizar una densitometría”, explica el especialista.

Por último, el portavoz de la SER desaconseja el consumo de bisfosfonatos sin saber antes unas recomendaciones, ya que “después de 15 años de utilización de estos fármacos se ha observado que no son tan seguros como se creía”. Es necesario para empezar a consumirlos “tener buena salud dental y no prolongar el tratamiento más de cinco años”.