.

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Los adolescentes con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) son más propensos a tener problemas de conducta, como el consumo excesivo de alcohol y la violencia, según un estudio realizado en 6 países europeos -España, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos y Reino Unido-, y patrocinado por Shire.

Los resultados de este estudio, llevado a cabo en 2010, revelan un menor rendimiento en la escuela de los niños con TDAH, ya que faltan más días a clase y frecuentemente son los más problemáticos. En este sentido, los adultos con este trastorno recuerdan, según la investigación, una mala relación con sus hermanos y compañeros de clase.

La investigación, que trata de analizar el día a día de estos pacientes de forma retrospectiva, así como sus dificultades para alcanzar el diagnóstico y la diferencia significativa que experimenta un niño con TDAH en su vida diaria después de recibir tratamiento, ha observado además que los padres tardan un promedio de 26,8 meses en conseguir un diagnóstico para su hijo.

“Estos datos reflejan la importancia de detectar aquellos niños que pueden presentar síntomas transitorios de inatención, impulsividad o hiperactividad o que no causan deterioro en su vida, de aquellos que estos síntomas provocan un trastorno asociado, como este estudio indica, a una importante repercusión en la vida escolar, familiar y social del afectado”, afirma la psiquiatra infantil de la Mutua de Terrassa (Barcelona), y participante española en este análisis, la doctora Amaia Hervás.

Asimismo, lamenta que, “a pesar del incremento de reconocimiento, diagnóstico y tratamiento del TDAH en niños, adolescentes y adultos en éstos últimos años en España, este estudio indica que existe un retraso en el diagnóstico y comienzo de tratamiento de dos años”.

Los investigadores recuerdan que estos datos corroboran otros estudios, concretamente una nueva revisión de varios estudios sobre el TDAH. En 281 artículos examinados, el TDAH presenta un impacto negativo en las principales áreas de la vida, incluido el logro académico y profesional, la salud y el comportamiento social, y supone un coste significativo para la sociedad.