.

Una tabla de ejercicios para quemar grasas es una obligación para el éxito a largo plazo de cualquier programa de pérdida de peso. Las pautas a seguir para una saludable pérdida de peso relacionada con el ejercicio y la actividad física han ido mejorando continuamente durante los últimos 20 años.

De acuerdo con las recomendaciones de 1996 de la Asociación de Cirujanos, el Colegio Estadounidense de Medicina del Deporte, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, y la Asociación del Corazón Norteamericana, todos ellos han emitido informes acerca de la importancia del ejercicio físico habitual en un programa de pérdida de peso.

La industria de los dietéticos además apoya el ejercicio como un componente beneficioso en cualquier plan de pérdida de peso.

De hecho, fíjate en la letra pequeña de las dietas milagro, pastillas para perder peso, o zumos y batidos quema grasas y verás, junto a los “increíbles beneficios” de sus productos, que la práctica de una alimentación equilibrada y ejercicio aeróbico habitual son altamente recomendadas para conseguir los mejores resultados de pérdida de peso.

En otras palabras, estas compañías te están diciendo que comer adecuadamente y la incorporación de ejercicio aeróbico moderado hacen más en el resultado final de la pérdida de peso saludable, que las “pastillas milagro”.

Visión General

1.- Ajusta tus pulsaciones máximas, en base a tu edad (220-tu edad=tus pulsaciones máximas)

2.- Ajusta tu escala de pulsaciones en ejercicio para una mejor quema de grasas (pulsaciones máximas x.6= mínimo; pulsaciones máximas x.75=máximas pulsaciones en ejercicio)

3.- Haz ejercicio durante 30 minutos, 3 veces por semana, manteniendo tus pulsaciones entre el 60% y el 75% de tus pulsaciones máximas ajustadas a tu edad.

4.- Realiza los ejercicios de flexibilidad que recogemos abajo 2-3 veces por semana.

Tabla de ejercicios.

Ejercicio, por definición, significa “un movimiento para mejorar la forma física”. Aunque existen muchos tipos de ejercicio, algunos de ellos pueden no ser necesariamente adecuados para ti. Recuerda, una tabla de ejercicios es tan sólo una recomendación. Obtendrás muy poco beneficio de los ejercicios que no te prescriban, que no te sean recetados por tu médico. La comprensión por tu parte del propósito, los principios, y de la realización correcta de cada ejercicio es esencial para la obtención de resultados positivos.

Los propósitos de un programa de ejercicios son:

1.- Incrementar la flexibilidad muscular.

2.- Regular y equilibrar el tono muscular, aumentando el riego sanguíneo hacia todos los tejidos.

3.- Mejorar la actividad muscular.

4.- Devolver a los músculos la facilidad de movimientos.

5.- Devolver a los músculos su fuerza y resistencia.

Las pautas a seguir sobre los ejercicios que se recogen más abajo, sirven como guía para una adecuada y correcta realización de los mismos. Estúdialos cuidadosamente para maximizar la efectividad de tu programa de ejercicios.

Los ejercicios prescritos para mejorar la flexibilidad deberían hacerse varias veces al día. Cada ejercicio debería hacerse durante 30-60 segundos para permitir a los tejidos alargarse.

Los ejercicios prescritos para ganar en fuerza, movilidad y resistencia, deberían hacerse a un ritmo que te permita completar el número de repeticiones en un minuto. Si te prescriben varias series para cada sesión de ejercicios, intercala un descanso de 90 segundos entre serie y serie.

Nunca aguantes la respiración durante el ejercicio. Tu terapeuta o entrenador te asesorará acerca de la correcta técnica de respiración, que te facilitará la obtención de rendimientos.

Puedes sentir ligeros dolores y molestias tras tus primeras sesiones de ejercicio. Esta es una reacción conocida comúnmente como “agujetas” (DOMS), y debería pasarse en un día o dos. Este tipo de dolor muscular no debería hacerte dejar tu tabla de ejercicios.

Si haciendo el ejercicio sientes un dolor específico, o se reproduce y aumenta un dolor ya existente, deja el ejercicio e informa a tu médico inmediatamente.

Date suficiente tiempo para terminar cada ejercicio tal y como está descrito. Las sesiones de ejercicio que se hacen demasiado rápido y sin apenas prestar atención a la técnica no te ayudarán en nada y empeorarán tus síntomas. Si tienes problemas de tiempo, haz varias sesiones a lo largo del día.

No tengas prisa por llegar a ejercicios más avanzados. Recuerda que la adaptación de los tejidos a esta nueva actividad lleva tiempo. En algunos casos, llevó años a tu condición física desarrollarse. Así que es irrealista esperar que tu condición física cambie con tan sólo unas cuantas sesiones. Seguir detalladamente tu tabla de ejercicios y un poquito de paciencia te darán los resultados esperados.

En combinación con una saludable y una dieta estricta, una tabla de ejercicios quema-grasas es un componente necesario de cualquier programa de pérdida de peso saludable.

Antes de empezar cualquier programa de pérdida de peso, sería recomendable que consultes a tu médico.