Modifique sus recetas… más o menos

Acaba de encontrar esa receta genial que había estado buscando durante un año. Y ahora está bailando de felicidad alrededor de la cocina. De pronto, se da cuenta de que esa preparación soñada es suficiente para alimentar a un pequeño ejército… pero no a dos. O tal vez, sólo basta para dos personas, y es imposible estirarla para una familia de cinco. ¿Realmente desea preparar esa receta para su familia o amigos? ¿Entonces, qué haría un cocinero?

Bien, se alegrará al oír que hay un truco para aumentar o reducir una receta. Y casi siempre, sólo tiene que reducir los ingredientes a la mitad o aumentarlos al doble.

Modificar recetas

Reducir la receta para obtener media receta

Es bastante sencillo bajar una receta al medio: sólo tiene que reducir todos los ingredientes a la mitad. Si la receta indica 2 cucharadas soperas, use sólo 1, y así con todo. Sin embargo, puede ser algo más complicado con ingredientes como los huevos. Parece difícil partir un huevo crudo en dos. Pero he aquí el truco…

Si la receta reducida indica menos de 1 huevo, bata uno entero. Mida la cantidad que necesita dividiéndola con una cuchara sopera. Puede usar el huevo restante en tortillas, salsas, o descartarlo (pero si usted es como yo, odiará tirar la comida).

Recuerde: también debe reducir el tamaño de sus sartenes y ollas. Éstas deben tener la mitad del área de las que usa para la receta completa. Las temperaturas del horno no cambian. Sin embargo, el tiempo aproximado de cocción puede ser ligeramente menor si las proporciones de la fuente o la cazuela se han reducido.

Aumentar la receta al doble

Para aumentar una receta al doble, sólo hágalo: ¡mida el doble! Obviamente, deberá usar el doble de las cantidades indicadas. Y necesitará un minuto más de batido para los pasteles y bizcochos.

Recuerde: cuando doble una receta, ponga sólo los números superiores de las fracciones que muestra la receta original. Por ejemplo, 2/3 de taza más 2/3 de taza equivalen a 4/3 de taza. Si se le dan bien los números, puede convertir esta cantidad a 1 1/3 taza. Pero si le aterrorizan las fracciones como a la mayoría de la gente, use un medidor de 1/3 de taza y tome las medidas hasta que haya echado 1/3 4 veces en la preparación.

Necesitará el doble de sartenes y ollas que cuando prepara la receta original, o recipientes del doble de tamaño. La profundidad será la misma, así que deberá calcular la misma temperatura y tiempo de cocción.

¡Diviértase!

Artículo anteriorPastel de granja
Artículo siguienteCómo escoger juguetes para el bebé

Quienes duermen bien tienen un riesgo de insuficiencia cardíaca mucho menor

Los adultos con los patrones de sueño más saludables tenían un riesgo 42% menor de insuficiencia cardíaca en un nuevo estudio, independientemente de otros...

Bombas de agua: ¿cuál escoger?

Las bombas de agua pueden ser de gran ayuda en multitud de ocasiones y se convierten una herramienta de gran utilidad en casa, en...

Jardín orientado, tradición y esoterismo

La orientación de un jardín es un factor importante para garantizar el crecimiento de determinadas plantas sometidas a los vientos locales, a las humedades...

Diabetes del gato, la dedicación más dulce

Los gatos domésticos sufren la diabetes como los humanos. Aunque nos cueste creerlo, las complicaciones de salud que surgen alrededor de esa dolencia y...

Couland de chocolate negro, delicatessen total

Hoy proponemos en nuestra receta de cocina un postre exótico, atractivo, laborioso de confeccionar, pero entretenido de montar. Un couland de chocolate negro con...

Causas de un ladrido excesivo

A la mayoría de los propietarios de perros, sobre todo aquellos que viven en casas, les interesa que sus perros ladren ante la presencia...