.

Las recetas de cocina saludables son aquellas que combinan productos y condimentos que son fácilmente digeribles y que aportan una calidad para la nutrición. En algunos casos, el valor saludable de los platos no está en lo que son sus añadidos de preparación, sino en lo que se hace para sustituir los que son menos adecuados para la salud.

Ese es el caso de la sal, en algunos platos saludables, la sal es sustituida por especias que dan el punto de sabor adecuado y que eliminan o aminoran la presencia de esa sal que resulta no tolerable para algunas personas.

Tomando ese sentido de la cocina saludable, le traemos a estas páginas una receta de pollo al curry, en el que el curry cumple ese papel de la sal, aportando sabor, como saborizante natural, y al mismo tiempo, por qué no, un toque exótico que seguro que le encantará. Bueno, a usted y a los suyos.

Le recordamos, que el curry, en cualquier caso, no es una única especia, es, en realidad, una preparación formada por una combinación de las que se suelen emplear en la India en las comidas tradicionales. El curry fue introducido en Europa en el siglo XVIII. Las recetas del curry varían de una región a otra de la India y pueden contener hasta una docena de especias diferentes.

Vamos, pues, con la receta de pollo al curry.

Ingredientes:

  • 800 ó 900 gramos de pechuga de pollo sin su piel y sin grasa, ojo, cortada en tacos pequeños.
  • Dos cebollas grandes.
  • Dos ajos pequeños.
  • Cien gramos de champiñones.
  • Cuatro manzanas medianas.
  • Diez rodajas de piña tropical conservadas en su jugo y cortadas en trozos pequeños.
  • Dos yogures de coco.
  • Pimienta, algo de sal, muy poca, y curry, al gusto.
  • Aceite de oliva.
  • Dos cacitos de caldo de pollo.
  • Doscientos cincuenta gramos de arroz.

Preparación

Ponga en una olla el aceite de oliva a calentar. Eche la cebolla y póchela con el ajo. A continuación, añada el pollo ya cortado en tacos. Haga por remover un poco y añada las especias, las manzanas que habrá cortado también en tacos, los champiñones en rodajas y la piña tropical. Todo junto.

Añada los cacitos de caldo de pollo y toda el agua que crea conveniente para su pollo a curry. Recuerde que debe quedar suficiente salsa como para que se pueda dosificar para cada uno de los comensales. Cuando vea que todo está suficientemente unido, añada el yogur de coco y remueva también para integrarlo.

Déjelo entonces a fuego lento por espacio de cinco o seis minutos, sin dejar de remover cada cierto tiempo para que no se pegue. Por último, retírelo del fuego, pruébelo y si necesitar añadir algo más de especias, hágalo. También puede añadir las que son de su gusto o las que le encanta al paladar familiar.

Recuerde que nuestro pollo al curry, como el tradicional, se suele acompañar de arroz hervido, que deberá preparar aparte para conseguir que la preparación de esta receta saludable le salga redonda, redonda.

Pollo al curry, especias por sal.