.
Bien preparado, el pescado a la parrilla es delicioso. Mucha gente teme prepararlo de este modo porque no sabe bién cómo se hace. Los pescados a la plancha constituye un plato sabroso y sano. ¿Sabía que casi todos tienen la mitad de contenido en grasas que la carne vacuna? Es mucho más saludable prepararse un filete de salmón a la parrilla que un bistec, aunque sea magro. Asar pescados y mariscos a la plancha requiere un poco de práctica. Le ofrezco aquí unos consejos que lo ayudarán en la tarea.

1. Siempre que sea posible, use pescados frescos. El pescado precongelado también vale, pero es más difícil de manipular. Calcule unos 200-250g por persona para los filetes, y 250 a 350g por persona para pescados enteros.

2. Cuando ase directamente a la parrilla, use pescados de carne firme como lubina, pez espada, salmón o atún. También es buena idea usar una parrilla especial para asar vegetales y pescados. La malla más apretada evitará que el pescado se escape por entre las ranuras. Otra idea es utilizar una bandeja asadora (dos grillas unidas por una bisagra en medio de las cuales se coloca el pescado) , especialmente para los pescados más delicados. Con esta bandeja usted puede voltear los filetes sin peligro de romperlos. Incluso puede colocar unas rodajas de limón entre el pescado y la bandeja, para darle sabor.

3. Siempre asegúrese de que su parrilla esté limpia y bien lubricada con aceite para evitar que el pescado se pegue. La carne de pescado se rompe con facilidad. Si se pega, sólo le quedarán migajas para servir. Yo suelo embeber en aceite un trozo de papel de cocina y pasarlo por toda la parrilla antes de empezar a cocinar. No los he probado aún, pero existen esprays de cocina antiadherentes para parrillas.

4. Si el pescado que ha comprado trae piel, no se la quite. Áselo primero con la piel hacia abajo: ésto sellará la carne, manteniendo mejor el sabor y la humedad. Délo vuelta en mitad de la cocción.

5. Siempre ase el pescado a la parrilla sobre fuego caliente o medio caliente. Para comprobar la temperatura, ponga su mano a unos quince centímetros de la fuente de calor. Si puede mantenerla allí por sólo dos segundos, el fuego estará caliente. Si resiste tres o cuatro segundos, el fuego estará medio caliente. Para asar pescados enteros en vez de filetes, es mejor usar una temperatura más baja puesto que el tiempo de cocción será más largo. Así evitará que el pescado se queme por fuera.

6. ¿Cuánto tiempo se debe dejar el pescado en la parrilla? Por regla general, unos 10 minutos por cada 2,5cm. de espesor. Hay excepciones a esta regla, pero usted se dará cuenta llegado el caso. El pescado estará cocido cuando adquiera un color opaco y se rompa fácilmente al pincharlo con un tenedor. Es preferible que esté menos cocido a que se haya pasado de cocción, pues el pescado caliente continúa cociéndose aún después de haberlo retirado de la parrilla.

7. Los marinados son ideales para darle más sabor al pescado. Marínelo entre 30 a 60 minutos antes de asarlo. Por su falta de tejido conectivo, el pescado absorbe los marinados fácilmente. No marine en exceso o los sabores del aderezo ocultarán el gusto natural del pescado.

8. ¿Es necesario bañar el pescado antes de asarlo? Mientras lo esté asando a la parrilla, bañe el pescado con su jugo favorito o con aceite de oliva. Ésto ayudará a que la carne no se seque. El baño no es necesario cuando se trata de pescados grasos, pero puede realizarlo simplemente para darles más sabor.

9. Me encanta asar brochetas (pinchos) de pescado. Los camarones ligeramente marinados son deliciosos. Utilice pinches bien largos para esta tarea. También puede incluir trozos de pescado, siempre que sean pescados de carne firme. Alterne con trozos de vegetales. Si emplea pinches de madera, antes sumérjalos en agua durante media hora, así evitará que se quemen en la parrilla.

10. Un último consejo. Si está harto de que sus manos huelan como una pescadería aún después de varios lavados, frótelas bien con zumo de limón. Luego lávelas con agua y jabón. Ésto también es bueno para quitar el olor del ajo y la cebolla.

Asar pescados a la parrilla no es tan difícil si sigue estos consejos. Con un poco de práctica, usted será un experto en muy poco tiempo. Su estómago se lo agradecerá, igual que su familia y sus amigos. Así que ponga ya mismo en la parrilla ese filete de pescado, y disfrute de un plato sabroso y sano.