.
La cafeína se ha convertido en la droga más popular de occidente. Alrededor de un 90% de la población de Europa y América la consumen en una u otra forma cada día. La mayor parte de su consumo proviene del café bebible.

Pero si usted es un amante del café que prefiere evitar la cafeína, aún puede disfrutar de una taza de café descafeinado, que brinda su rico sabor pero evita la sustancia excitante.

El misterio para la mayoría de nosotros es cómo se extrae la cafeína de los granos de café.

Aquí tiene algunos de los métodos de descafeinado más corrientes.

Método de contacto directo

En el contacto directo, los granos se ponen en contacto con agentes descafeinantes, como cloruro de metileno, después de ser suavizados con agua o vapor. La cafeína se extrae directamente sumergiendo los materiales en el cloruro.


Método de contacto indirecto

Por este procedimiento, se usa una solución de café y agua para extraer la cafeína. La solución conteniendo la cafeína se trata luego con un agente descafeinante como acetato etílico, y se mezcla de nuevo con los granos para que reabsorban su sabor.

A veces este método se denomina descafeinado natural porque el acetato etílico es un compuesto químico que se encuentra naturalmente en muchas frutas.

Procesamiento del agua

Este procedimiento es similar al métido indirecto, excepto que no se usan químicos. Los granos de café se sumergen en agua caliente, luego la solución se pasa a través de un filtro de carbón para quitar la cafeína.

Proceso suizo del agua

En este métdo, la cafeína se extrae también con filtros de carbón pero los granos se sumergen en agua caliente saturada con sabor a café. El resultado es la extracción de la cafeína sin quitar los sabores del café.

Se lo llama proceso suizo del agua porque originariamente lo desarrolló y patentó una compañía suiza.

Proceso del dióxido de carbono

Con este médodo los granos se sumergen con materiales ablandados al agua, en dióxido de carbono altamente comprimido. Las moléculas de cafeína se extraen de los granos permitiendo las moléculas de sabor, que son más grandes, permanecer inalteradas. Este método retiene mejor los sabores del café que todos los anteriores.

No toda la cafeína se quita con estos métods. Para calificar un café como descafeinado, en los EE.UU. por ejemplo, debe tener un 97% menos de cafeína que el normal.

Los granos de café se descafeínan antes del tostado porque es allí donde el proceso perjudica menos los sabores.

La razón de que el café descafeinado sea más caro es el trabajo adicional que requiere, los equipos y materiales necesarios para quitar la cafeína.

¿Qué se hace con la cafeína eliminada? Se la manufactua y se usa en medicinas y refrescos.

Por ejemplo, la cafeína que contienen los refrescos proviene en su mayor parte de la extraída del café descafeinado. La nuez de cola aporta menos del 5% de cafeína en las bebidas colas.

Durante los últimos 30 años los científicos han hecho investigaciones intensivas sobre el café y los efectos de la cafeína. Los últimos demuestran que ésta produce muchos efectos positivos.

Algunos de estos efectos son: más energía, mayor capacidad de concentración y supresión del apetito.

Pero no todos los científicos concuerdan con estos hallazgos y continúan investigando el café, la cafeína y sus efectos.

Siempre habrá mercado para el café descafeinado porque algunas personas adoran el sabor del café pero no desean sus efectos excitantes.

El resto de los 100 millones de bebedores regulares de café adoran esta bebida por su maravilloso sabor, o disfrutan los efectos de la cafeína. La mayoría de nosotros disfruta de ambos.