.

Estas magdalenas no sólo son sabrosas, sino que además constituyen una buena fuente de fibras, una parte muy importante de la dieta saludable. El uso de aceite de canola también incrementa los beneficios naturales de estas magdalenas.

Ingredientes (para 24 magdalenas)

1 huevo

1 taza de suero lácteo (o 1 taza de leche a la que se le añadirá 1 cucharada sopera de zumo de limón)

1 taza de avena (de cocción rápida o la tradicional; yo suelo usar esta última)

½ taza de azúcar moreno

½ taza de aceite (si quiere probar el aceite de canola, tiene muchas ventajas nutricionales)

2 tazas de harina

1 cucharadita de té de polvo de hornear

½ cucharadita de té de sal

½ cucharadita de té de bicarbonato de sodio

¼ a ½ cucharadita de té de canela

1 manzana picada

½ taza de pasas de uva

½ taza de nueces picadas (optativo)

Preparación

* Precaliente el horno a 190ºC.

* Pique la manzana y colóquela en un recipiente para mezclar. Añada las pasas.

* Mida los ingredientes restantes. Mézclelos con las manzanas y las pasas removiendo hasta que los ingredientes secos se hayan humedecido.

* Engrase moldes para magdalenas o bollitos y llénelos con la mezcla hasta los 2/3.

* Hornee entre 20 y 25 minutos o hasta que las magdalenas adquieran un color dorado.

* Retire del horno, deje enfriar por 10 minutos y separe las magdalenas de los moldes.

Truco: en vez de usar moldecillos metálicos engrasados, compre moldes de papel encerado, así evitará el trabajo posterior de tener que limpiar cacharros.