.
Para celebrar sus comidas, los chinos usan una mesa redonda o cuadrada. La persona más importante toma asiento en el punto más lejano a la puerta mientras que la más joven o la de menor importancia se sienta cerca de la puerta.

Sin embargo, el anfitrión habitualmente se sentará en el sitio más cercano a la salida, ya que éste le permite controlar el movimiento de la comida.

A diferencia de los occidentales, los chinos no usan cuchillo ni tenedor. Usan palillos y cucharas. Los palillos chinos, distintos de los japoneses, tienen ambos extremos de la misma medida. Los japoneses tienen uno de los extremos más delgado.

Hay varias reglas a tener en cuenta cuando se usan los palillos:

– No revuelva la comida en el plato: coja la pieza que quiera.
– No suelte la pieza que acaba de coger para cambiarla por otra.
– No deje los palillos cubiertos de restos de comida o salsa.
– No golpee otros utensilios con los palillos para hacer ruido.
– No balancee los palillos.
– No los use como tenedores.
– No los use como mondadientes.
– No lama ni chupe los palillos.
– No los ponga verticalmente en un tazón de arroz, ya que recuerdan a las varillas de incienso que se encienden para honrar a los muertos.

Por razones de higiene surgidas después de la gripe aviar, se recomienda a los comensales que asisten a un restaurante cambiar los palillos que se sirven con las comidas por unos propios.

En una comida china, se debe pedir un número par de platos. Un número impar es sólo propio de ocasiones tales como un funeral.

El plato más selecto se debe colocar frente al invitado más importante como muestra de respeto. Una cabeza de pollo o pato no debe apuntar a los invitados. La sopera se debe colocar en el centro de la mesa.

Si usted es el invitado, recuerde no dejar mucha comida en el plato, pues ésto significaría que no le ha gustado. Cuando coma pescado, será mejor que quite la espina central después de acabar la mitad superior, antes que dar vuelta la mitad restante boca abajo, ya que recuerda un barco naufragado.

El arroz en la China es tan importante como las patatas o el pan en occidente. Algunas personas acostumbran comer dos o más tazones de arroz por comida. Las generaciones más viejas, en especial, no tomarán ninguna comida si no está acompañada de arroz. Sin embargo, los chinos modernos tienden a reemplazar el arroz por congee (una especie de cocido hecho de arroz hervido en mucha agua), pasta, o ninguno de ellos. Así que si a usted no le agrada mucho el arroz, aún tiene otras opciones para escoger.

Ahora que los restaurantes chinos son tan famosos en todo el mundo, es tiempo de que aprenda a usar los palillos.