.

Lasaña de verduras, ese es el plato que le proponemos, rico en fibra, rico en vitaminas. Pero ¿qué es la lasaña, la lasagna italiana? Pues no es otra cosa que una lámina de pasta muy antigua. Tanto que se sabe que los romanos la utilizaban para preparar sus platos.

Se dice incluso que en tiempos de Cicerón habían inventado hasta una máquina capaz de laminar la pasta para darle esa forma tan característica. Lo que los romanos llamaban lagum, una especie de tiras de pasta finas. La lasaña tal y como la conocemos hoy probablemente sea una preparación también italiana del siglo XVII que se cocinaba al horno.

Sin más vamos con nuestro plato de lasaña de verduras. Vamos con los ingredientes.

Ingredientes:

  • Ciento cincuenta gramos de lasaña, aproximadamente una docena de láminas.
  • Dos zanahorias grandes.
  • Una cebolla blanca grande.
  • Un calabacín.
  • Un puerro fresco mediano.
  • Cien gramos de espinacas frescas.
  • Perejil al gusto.
  • Aceite de oliva virgen
  • Cien gramos de tomate frito.
  • Un yogur natural.

Preparación:

Lo primero que ha de hacer para preparar su plato de lasaña de verduras es poner la docena de plaquitas de lasaña a hervir en agua, eso sí, con el añadido de aceite y sal. Cuando las haya cocido, escúrralas y páselas por agua fría. A continuación, séquelas con un paño limpio de cocina que sea de algodón.

Apártelas, resérvelas, untándolas ligeramente con aceite de oliva para conservarlas en buen estado para cuando las requiramos en la fase correspondiente de nuestro plato de lasaña con verduras.

Ahora pele las dos zanahorias grandes y trocéelas en tiras muy finas con el puerro, el calabacín y la cebolla grande. Aparte, hierva, cueza las espinacas en una cacerola mediana o grande con un poco de sal. Cuando las haya hervido, y estén realmente frías, podrá cogerlas con las manos para trocearlas con un cuchillo. Tan fino, tan fino, que parezca casi un puré de espinacas. Hecho esto, resérvelas.

Ahora saltee las verduras todas reunidas en una cazuela con un pizco de aceite en el fondo y algo de sal. Cocínelas hasta que estén en su punto. No se pase mucho con ellas. Resérvelas.

Una un poco del yogur natural con las espinacas que ha cocido, que ha escurrido y que ha troceado. Caliéntelas con el yogur hasta que tengan la apariencia de una crema homogénea. Añada sal a su gusto.

Ahora llega el punto final de su plato de lasaña de verduras. Tome una placa de lasaña y añádale encima una capa de crema de espinacas, otra placa de lasaña y verduras salteadas, nuevamente una placa de lasaña, crema de espinacas y otra placa de lasaña y por encima, verduras salteadas. Así, hasta que acabe con todos los ingredientes.

Sirva su lasaña de verduras con un poco de perejil espolvoreado por encima, o, en su caso, de cebollino. Sírvala todo caliente.