.

El ruibarbo es una planta medicinal usada en China desde hace 4.500 años, aunque se cree que es originaria de Rusia. Desde estas regiones se habría difundido a Europa, y fue llevada a América por los inmigrantes europeos. Es útil como laxante y estimulante de las funciones del estómago y el hígado. Las partes útiles de la planta son sus raíces y tallos, que son ácidos e hilachudos, y se usan en sopas, dulces y pasteles, y en la preparación de algunas bebidas alcohólicas.

El ruibarbo se hizo muy popular en la cocina americana y canadiense. Hoy les ofrecemos este original pastel de ruibarbo, bastante sencillo de preparar y que ofrece un sabor novedoso, para que lo disfrute en familia o sorprenda a las visitas. Lleva una cubierta arenosa crujiente que lo hace más atractivo y tentador.

Ingredientes

Base y cubierta

* 3 tazas de harina

* 1 cucharadita de té de sal

* 2 cucharaditas de té de azúcar

* 2/3 taza de aceite de cocina (el aceite de canola es una buena opción)

* 1/3 taza de agua o leche

Relleno:

* 2 cucharadas soperas de agua

* 4 tazas de ruibarbo cortado

* 2 tazas de azúcar

* 3 cucharadas soperas de maicena

* Una pizca de sal

* ¼ taza de leche (o nata, o mitad y mitad)

IMPORTANTE: Si usa el “tradicional” ruibarbo de tallos verdosos, añada unas gotas de colorante alimentario. Si utiliza el ruibarbo rojo canadiense, no hace falta colorante.

Preparación:

Ponga todos los ingredientes para la base y la cubierta en un recipiente, mezclándolos con tenedor.

Coloque la mitad de la masa obtenida en una fuente para horno de 25cm. de diámetro y aplástela con el reverso de una cuchara o los dedos, para formar la base del pastel. Hornee a 180ºC durante 15 minutos.

Mientras la base se hornea, coloque el ruibarbo, 1 ¾ tazas de azúcar y 2 cucharadas de agua en un cazo y cueza a fuego mediano por 10 minutos, removiendo constantemente. Retire del fuego.

Mezcle ¼ taza de azúcar con 3 cucharadas de maicena y mézclelo batiendo con la preparación de ruibarbo. Añada la leche. Cueza hasta que la mezcla espese.

Ponga este relleno en la base ya horneada. Espolvoree sobre el relleno la masa restante, mezclada con azúcar morena, para formar la “cubierta arenosa” del pastel. Hornee a 180ºC por 20 minutos hasta que la cubierta tome color marrón claro. Deje enfriar antes de cortar.

Se puede servir acompañado de nata montada o helado de vainilla.