.

¿Sueña con darle estilo a su hogar pero no tiene mucho dinero? ¡No desespere! Siga estos cinco consejos que harán que su casa luzca hermosa sin gastar mucho.

1. Despeje su casa. Nada estropea más una casa que el desorden. ¿Tiene cosas amontonadas? ¿Pilas de cartas? ¿Va añadiendo objetos a su colección en vez de dejar a la vista sólo sus favoritos? ¿Cuándo fue la última vez que echó un vistazo a la puerta de la nevera? Algunas soluciones de muy bajo coste son las bandejas para oficina, bonitas pizarras para las notas diarias y marcos o tableros de corcho para los dibujos de sus niños. Dele utilidad a la papelera deshaciéndose de inmediato del correo inútil. Despejar su hogar hará que el espacio parezca mayor y le ayudará a resaltar esos objetos que le gustan, en vez de que se pierdan de vista.

Decoración sencilla

2. Embellezca las superficies. El arte de usar accesorios es un elemento clave en la decoración, que distingue al profesional del aficionado. Las superficies planas como chimeneas, bibliotecas y mesitas de café son sitios excelentes para conseguir estilo con poco gasto. El único punto importante es mantener la sencillez. Las bibliotecas deben estar llenas sólo hasta los 2/3. Nunca se debe colocar un espejo sobre la mesilla de la chimenea (está pasado de moda); escoja algún objeto de arte en su lugar. No ponga más de tres objetos sobre una mesita auxiliar, y que guarden alguna relación entre sí; júntelos para dar un efecto más impactante.

3. Pinte para impresionar. La pintura, como usted sabrá, logra los cambios más dramáticos a la vista. Sea valiente, sea audaz, y lo más importante: ¡no pinte de blanco!. Escoja un color compuesto. Ésto significa que si usted necesita varias palabras para definir un color, éste será compuesto. Por ejemplo: si usted dice que ésa es una especie de “dorado, heno, beige y… (el color que fuere)”, entonces se trata de un color complejo. Un color bonito en las paredes convertirá una habitación ordinaria en algo extraordinario en menos de un día, y por lo general por menos de 50€.

4. Conviértalo en algo personal. Decorar un cuarto es trabajoso, pero darle estilo a su casa es divertido. Personalizar significa incluir sus intereses, aficiones o preferencias dentro de la decoración, haciéndola verdaderamente suya. Compre cortinas sencillas (léase baratas) en su tienda local de retales y luego pégueles cintas exquisitas en el borde. Use las primeras zapatillas de su nieto para anudar las cortinas del desván. Utilice fotos familiares, pero no muchas. Puede que algún visitante encuentre molestas tantas miradas.

5. Cambie con las estaciones. Ya sabe cómo va el dicho: “en verano, brillante y liviano/ más oscuro y nutrido para los meses fríos”. Este trabajo sencillo de cambiar las telas decorativas (cortinas, cojines, etc.) en toda la casa la hará verse actualizada en todas las estaciones. Cambie ganchos, colgadores, toallas de baño y fundas de almohadas. El toque final es comprar un bouquet de flores de la estación: frescas o artificiales, estos centros decorativos añadirán impacto a una habitación.

Decore su casa gastando tiempo, no dinero, en despejar, pintar y colocar accesorios. Siga estos consejos fáciles y logrará que su casa se vea espectacular con muy poco gasto.