.

Las cocinas contienen de por sí elementos decorativos que les son propios, y hacen que el añadido de otros detalles se torne innecesario. Las paredes, suelos y enseres resultan muy caros de reemplazar, y por éso es mejor retocar la decoración a su alrededor.

Los objetos decorativos tienen por objeto acentuar el estilo de un cuarto, pero en el caso de la cocina, la prioridad es el espacio, por éso los objetos decorativos deben usarse con mucha moderación. Las restricciones en el espacio y la estructura pueden hacerle pensar que mejorar el aspecto de su cocina le costará mucho dinero. Sin embargo, hay ciertas piezas decorativas en cualquier cocina que son baratas, fáciles de reemplazar, y de todos modos imprescindibles para las tareas culinarias. Se trata de los utensilios de cocina, que brindan posibilidades casi ilimitadas para el diseño y la redecoración de la cocina.

Decoración de la cocina con objetos

Utensilios

Además de procurarse las cucharas y cuchillos que funcionen bien a la hora de cocinar, preste atención al color de los utensilios que compre, y cómo se verán en el resto de la cocina. La mayoría de los utensilios de cocina están hechos de madera o acero. Estos materiales se pueden colorear, o ponerles asas de colores, aunque generalmente resulta más elegante conservar su aspecto original. Para darle más vida a su cocina tal vez prefiera sacrificar la sensación al tacto que brindan la madera o el metal por los más coloridos utensilios plásticos. Éste es un material durable y viene en casi todas las tonalidades, desde las más brillantes hasta los tonos pastel.

Cuando haya escogido el color de sus utensilios, debe elegir la forma de exhibirlos. El uso de organizadores para cuchillos y otros enseres le permitirá mostrarlos como si fueran elementos decorativos. Los cuchillos deben guardarse en un soporte separado que mantenga sus filos intactos, pero las cucharas y otros accesorios se pueden colocar en ganchos, paredes o en recipientes especiales.

Platos

Los cuencos se fabrican de todos los tamaños y colores. Se pueden guardar en gabinetes o colgarlos de ganchos o paredes para exhibir su belleza y diseño. Piense en los cuencos no sólo como elementos útiles para cocinar, sino como piezas decorativas que puede mezclar y combinar con otras, y mostrarlas en diferentes ubicaciones.

Los platos generalmente se esconden, pero en ocasiones también se los usa como decoración para las paredes. Si tiene gabinetes con puertas de cristal u otro material transparente, podrá dejar ver los platos, lo que requiere que compre grupos de platos y cuencos a juego. Ésto le dará a su cocina un bonito aspecto ordenado, y acelerará la tarea de guardar todo en orden.

Tablas de picar

Si tiene una tabla de picar permanentemente en la mesa de su cocina, entonces ésta es la pieza más importante en la decoración. Las tablas son habitualmente anchas y captan las miradas de los presentes porque resaltan sobre el color de la mesa. Para usar efectivamente la tabla de picar como pieza decorativa, escoja un color que actúe como tono secundario en la cocina. Observe los suelos, las paredes, los accesorios, y descubra cuál es el color predominante en el ambiente. Para su tabla de picar escoja un color diferente pero complementario. Este truco le dará un foco a su cocina. Compre otras tablas en varios matices del tono original, y podrá mezclar y combinar colores para causar el efecto que quiera.

Las cocinas funcionales requieren ciertos elementos que faciliten la tarea del cocinero. Comprando estos elementos en colores determinados, y combinando los diseños, puede lograr una decoración basada en las necesidades del chef que además resulte hermosa a la vista.