.

Parece mentira que fuera ayer cuando estaban instalando el nuevo dormitorio para el pequeño. Te sientes igual que en aquellos días y quieres pensar que todo sigue igual, pero un vistazo a tu alrededor te hace ver bien claro que el tiempo pasa y hay que renovar la habitación del pequeño que ya no es tan pequeño.

No se trata sólo de una cuestión de tamaño, que también, sino de cambiar algunas funciones de la habitación y de volver a repensar los espacios. El tema de la nueva decoración puede adaptarse a la personalidad de los hijos, cambiando los colores y eliminando los motivos infantiles, pero hay que tener muy en cuenta que

  • estamos decorando para un pre-adolescente o ya un adolescente y todos los cambios van a ser más o menos conflictivos y seguramente llevará algún tiempo adaptarse; por eso, aunque hay que escucharles, hay que hacerles ver que su opinión es importante pero no definitiva
  • probablemente éste será el dormitorio en el que viva hasta que deje la casa y eso puede suponer un tiempo muy largo

Aquí tienes cuatro ideas que no deberías pasar por alto ahora que ha llegado la hora de elegir entre los muchos dormitorios juveniles disponibles en el mercado.

Camas abatibles y literas

Las habitaciones en las viviendas de hoy son pequeñas y cada metro cuadrado vale un postosí. Salvo en el dormitorio de matrimonio, donde la cama ocupa un lugar central, en el resto de las habitaciones las camas abatibles marcan la diferencia entre tener un lugar para estar o un lugar para dormir. Incluso si es una litera, hay que buscarla abatible porque, estando pegadas a la pared y recogidas, ganaremos mucho espacio.

Si eres de la opinión de que las camas son para dormir y no para usarlas como sofá grande, al recoger la cama por la mañana también evitas que se use para pasarse el día tumbao.

Área de trabajo

Lo que en el dormitorio infantil era zona de juegos ahora se convierte en zona de trabajo. Principalmente será trabajo académico pero no está de más preparar una zona un poco más amplia y con su propia iluminación en donde pueda desarrollar alguna afición que adquiriese en el futuro. Da igual si es la electrónica, la música, los minerales o el patinaje: siempre necesitará una mesa amplia para hacer algo sorprendente y original.

Enchufes

Los tiempos cambian y la vida de cualquier joven cambiaría radicalmente si no existiese el cargador del móvil. Los dormitorios juveniles de fabricantes de cierta calidad ya vienen en muchos casos con instalación eléctrica encastrada en los propios muebles para que no haya que estar recurriendo al taladro. En cualquier caso, al planear la habitación hay que tener en cuenta dónde van a estar los enchufes y dónde se va a usar la electricidad, con vistas a que se use la mínima cantidad posible de cables.

Durabilidad

El dormitorio que instales va a estar ahí durante los próximos quince o veinte años. Haz la cuenta y verás que es posible que te compense invertir ahora un poco más para tener unos muebles de buena calidad. No ya sólo por el diseño, sino también por la calidad de los materiales; por ejemplo, los muelles de las camas plegables se  fatigan con el uso pero uno con componentes de calidad o basado en un sistema neumático seguirá funcionando durante muchos años.