.

Tener una vivienda en propiedad es para muchos una meta. En realidad es sólo una etapa más en la que se pasa pensar en cómo será ese futuro hogar a la realidad cotidiana de mantenerlo y mejorarlo.

Al principio, como la vida misma, todo es ilusión y alegría. Llenar una casa es darle vida, crear un hogar que sea una proyección de nosotros mismos pero se suele olvidar que pasada esa primera época de efervescencia, viene otra de mantenimiento en la que no se piensa y para la que casi nunca se echan cuentas.

¿Cuánto dinero debe presupuestar para el mantenimiento y las reparaciones del hogar?

Estas son dos reglas generales que ayudan a hacer este cálculo, así como una lista de factores relacionados con su hogar en particular  que debe considerar para saber cuánto necesita ahorrar.

La regla del uno por ciento

Una regla empírica popular dice que el uno por ciento del precio de compra de su hogar debe reservarse cada año para el mantenimiento. Por ejemplo, si su casa cuesta 200.000 .euros, debe presupuestar 2.000 euros por año para mantenimiento.

Eso no significa que vaya a gastar matemáticamente 2.000 euros cada año. Simplemente significa que, en promedio, durante un plazo de tiempo prolongado (10 años o más), gastará alrededor de 2.000 al año, de acuerdo con esta regla general. Algunos años gastarás mucho más; una reparación del techo, por ejemplo, costará entre 4.000 y 6.000 euros. Otros años, gastarás mucho menos. O nada.

Por supuesto, esta regla popular no es absoluta. Si compró su casa en el pico de la burbuja de la vivienda, sus costos de mantenimiento no se dispararán. Del mismo modo, si compró su casa con un buen descuento en la peor parte de la crisis, su presupuesto de mantenimiento no se verá afectado.

El precio subyacente de su hogar y sus costos de reparación, en otras palabras, son “variables independientes”. Se correlacionan solo en la medida en que ambos se ven afectados por el costo de la mano de obra y los materiales en su área geográfica particular.

La regla del metro cuadrado

Otra regla dice que debe presupuestar 10 euros por metro cuadrado por año para los costos de mantenimiento y reparación. Si posee una casa de 200 metros cuadrados, por ejemplo, presupueste 2.000 euros al año para mantenimiento y reparaciones (de nuevo, en un promedio anualizado a largo plazo).

Esta regla tal vez tenga más sentido que la regla del “uno por ciento del precio de compra”.

Una desventaja de esta regla, sin embargo, es que no tiene en cuenta los costos de mano de obra y materiales en su área (que sí están en relación con el precio de la vivienda). En ciertas partes del país, especialmente en las grandes ciudades, los profesionales de las reformas son significativamente más caros aunque, como siempre, conseguirá ahorrar bastante si pide varios presupuestos (pruebe en Habitissimo, por ejemplo) antes de lanzarse a “meter albañiles en la casa”.

Factores a tener en cuenta

Antes de sacar conclusiones definitivas, tiene que tener en cuenta estos factores:

  • los valores indicados arriba se refieren a casas unifamiliares; si tiene Ud. un piso en el que la comunidad de propietarios le da la calefacción y el agua caliente, sus gastos de reparaciones serán mínimos
  • el clima de su zona: no es lo mismo una casa en la Costa del Sol o en Canarias, donde la temperatura raramente baja de 10º o pasa de 30º ni en verano ni en invierno, que una casa en Madrid, donde hay temperaturas bajo cero en invierno y se sobrepasan los cuarenta en verano. En las zonas con temperaturas extremas son necesarios la calefacción y el aire acondicionado, el aislamiento térmico en puertas y ventanas y sistemas más potentes de para el agua caliente sanitaria; todo ello implica muchos más gastos.
  • la edad de la vivienda: el 70% de todos estos gastos ocurrirán cuando la vivienda tenga entre 20 y 40 años; el 20% entre los 10 y los 20 años y sólo el 10% en viviendas de menos de 10 años. Si compra una vivienda con 20 años de antigüedad y no la somete a una reforma integral, prepárese para soportar unos gastos de mantenimiento considerables.