.
Las piedras pueden parecer sucias, duras y desagradables. Pero hay otros aspectos que cada día se tiene más en cuenta en la decoración: son durables, bellas, y existe una enorme variedad.

Muchas obras viales requieren que se corten grandes fragmentos de roca de las monatñas. Estos trozos de roca lucen como paisajes gigantescos. Las rocas se presentan en todos los colores de la naturaleza: rojo, verde, amarillo… y estos colores forman vetas a lo largo de su superficie. Cuando se cortan o se parten, cada pieza se convierte en un objeto único que puede usarse como elemento decorativo original.

El uso más frecuente que se le da a la piedra dentro del hogar es el de tablas para mesas. Las mesas de piedra se suelen combinar con los suelos del mismo material. Son aptas para el uso en interiores y exteriores, y no se manchan.

La piedra también se suele tallar para fabricar relojes de escritorio o de pared, posavasos y muchos otros objetos, a decir verdad, casi todo tipo de elementos decorativos y funcionales.

Para utilizar la piedra dentro de un esquema decorativo, usted debe darle a la habitación que va a reformar un criterio de “solidaridad”: los objetos de piedra tendrán que combinar en color, forma o intención con el estilo general de la habitación: un estilo rústico que se puede lograr sin grandes dificultades.

Tenga en cuenta que el uso decorativo de las piedras no se limita a objetos fabricados en este material: en sus paseos o viajes puede buscar y escoger piedras interesantes que se convertirán en elementos decorativos por sí solos. Las piedras combinadas según una gama de colores (similares o contrastantes) completarán el estilo del ambiente a decorar, agrupándolas en un rincón especial, exhibiéndolas en conjunto dentro de un jarrón de cristal transparente, colocándolas como complemento dentro de un tiesto decorativo o una pecera… Las posibilidades quedan libradas a su imaginación.

Por lo tanto, no desprecie las piedras que encuentra en su camino: pueden convertirse en un aliado para la belleza de su hogar.