.
He confeccionado una pequeña lista de deseos para que tú los hagas realidad. Ante todo, quiero decirte que aprecio muchísimo todo lo que haces por mí y por nuestra familia. Siéntete en libertad para cumplir con algunos o todos mis deseos apenas puedas. No importa en qué orden los realices. Los aceptaré alegremente cualquier día de la semana. No tienes que esperar una ocasión especial para cumplir con algunos de los siguientes:

* Una limpieza profunda de la casa. Preferentemente cuando la casa esté sucia. Te enseñaré con gusto dónde guardo los utensilios y productos de limpieza y te daré una lista completa de los mismos si te hace falta.

* Una salida semanal. No importa cuál sea la actividad. Podemos sencillamente salir de día de campo o a pasear de noche por la ciudad. Ah, casi lo olvidaba: sin los niños. Así que haz los arreglos para conseguir una canguro.

* Un cambio de pañales de vez en cuando. Para el bebé, claro está. Yo ya he pasado esa edad. Si de verdad quieres impresionarme, puedes cambiar algunos de los pañales con caca. ¡Sería genial!

* Una mañana que otra para mi sueño de belleza. Así puedo seguir siendo la hermosa mujer que tú adoras. Podemos hacer que coincida con los días que libras en el trabajo.

* Una noche sin tener que preparar la cena ni lavar los platos. Confío en ti, así que cualquier comida que desees preparar estará bien. Sé que nunca me servirías una de esas cenas que se ven en la tele. Y no te preocupes por dañarte las manos al lavar los platos: tengo un jabón maravilloso que suaviza las manos mientras lavas la vajilla.

* Cumplir con la alimentación nocturna un par de veces. No mi alimentación, yo estoy a dieta: me refiero a la del bebé, que suele despertarse hambriento por la madrugada.

* Una que otra “recolección” a la hora de acostarse. Ésta consiste en recolectar a los niños y poner a cada uno en su cama. Es un excelente ejercicio hacer varios viajes entre el cuarto de baño y la cocina para ultimar detalles.

* Un ocasional “gracias” por el trabajo bien hecho. Realmente eleva mi autoestima y me demuestra cuánto valoras todo lo que hago.

Ésta es sólo una pequeña lista. Siéntete en libertad de añadirle otras cosas o de repetir alguno de sus puntos cuantas veces quieras. Lo aceptaré graciosamente.

Con cariño, Yo