.

Mi profesora de música del instituto nos decía: “Si vas a cometer un error, hazlo con convicción”. Ésto significaba que si nuestros errores se oían tímidos e indecisos, nuestros instrumentos sonarían tímidos e indecisos, estropeando el efecto total del concierto.

Pero, si nuestras equivocaciones eran fuertes y obvias, entonces probablemente estábamos tocando con convicción, lo que realzaba la presentación del conjunto. Extrañamente, la audiencia casi siempre pasaba por alto esos errores cometidos con convicción.

Lo mismo ocurre con el cultivo de plantas carnívoras. La confianza que usted tenga en su capacidad para brinderles el entorno de crecimiento que ellas necesitan se manifestará en sus plantas. Si las cultiva tímidamente y con indecisión, ellas crecerán tímidas e indecisas. Si las cría con convicción, crecerán con convicción.

Incluso si por accidente usted la coloca en el entorno equivocado y la planta muere, no es el fin del mundo. No vendrá ningún Escuadrón Policial de Plantas Carnívoras para arrestarlo. No se enfrentará al Tribunal Supremo de Justicia ni tendrá que pasar cinco años en chirona.

Aún cuando tengamos una vasta experiencia en la horticultura, igual se nos morirán plantas. Pero aprenderemos de nuestros errores y seguiremos adelante. Nadie nos despreciará a causa de los errores que cometemos. ¿Por qué? Porque lograremos cultivar con éxito muchas más plantas carnívoras que las que se nos mueran.

Muchas variedades de plantas carnívoras son muy resistentes al frío. Por ejemplo, tengo en casa una Venus Atrapamoscas que ha sido cultivada exclusivamente en exteriores durante diez años. No necesita más cuidados que luz solar directa y una provisión permanente de agua. Crece bien para mí porque las cultivo con convicción.

Por eso, siéntase seguro al cultivar sus plantas carnívoras. Con el correr del tiempo, usted también tendrá plantas hermosas y saludables de las que se enorgullecerá.