.

Un microjardín puede ser una opción perfecta para abastecer nuestra cocina con perejil u otras hierbas aromáticas directamente.
No sólo mejorará el aspecto visual de la cocina sino que es un ambientador natural y mejorará automáticamente nuestros platos.