.

Si estás pensando en plantar rosas en tu jardín, hay unos principios básicos que hay considerar antes de nada. Por ejemplo:

¿Cuál es la función que quiero de ella?

Esta es la primera pregunta que debe hacerse cuando escoja una rosa. No tiene sentido buscar rosas trepadoras si lo que queremos es un cubrimiento aromático del suelo. Encuentro que sentarme y escribir una lista puede ayudarme a mantenerme enfocado y razonable en mis expectativas. Si al final de su lista resulta que quiere un cubrimiento de suelo aromático y de bajo mantenimiento que crezca en la sombra, que dé flores todo el año, que nunca necesite ser podada y que tenga la doble función de hacerle de niñera los fines de semana, talvez necesita buscar entre las maravillosas selecciones de plásticos y sedas disponibles hoy en día. Pero, una evaluación realista de sus necesidades le hará encontrar sin duda la rosa para su situación.

¿Dónde quiero plantar esta rosa?

Debe tener en cuentas las horas de luz solar al día que tiene en su jardín, porque si no es así, no sería muy recomendable que plantase rosas. Puede que algún arbusto o trepadora crezcan en sombra parcial. ¿Va a ser una cama preparada?, ¿en un banco alzado?, ¿cómo es el suelo existente?, ¿en qué zona climática estoy? Contestar estas preguntas le ayudará a ubicarse mejor y a delimitar la búsqueda.

¿Cuánto tiempo y cuidados estoy dispuesto a darle a mi rosa?

Esta es una gran pregunta. Claro que desea criar las clásicas rosas Bourbon, pero si dedicarle 10 minutos una vez a la semana le va a causar infelicidad, le causará aún más infelicidad a su planta (por los resultados). Muchas de las rosas clásicas ofrecen exquisita fragancia y lindas flores, pero estas son las que hicieron pensar a la gente que las rosas son de alto mantenimiento y realmente lo son. Si le suena divertido limpiarlas a diario del tejido muerto y ponerles spray regularmente soy el primero en recomendarle que compre una. Simplemente sea realista con la cantidad de esfuerzo que le va a poner. Si es menos que una “planta – mascota” lo que busca, existe probablemente una alternativa cercana que funcionará.

Más información disponible aquí

¿Qué otros elementos de naturaleza humana y natural pueden afectar mis rosas?: ¿Es el sitio ventoso?, ¿será la sal un problema, ya sea por la cercanía del mar o de caminos vecinales?, ¿las usará mi San Bernardo como juguetes para masticar?, ¿las usará mi Chihuahua como urinal?, ¿qué animales, insectos o enfermedades mandará la Madre Naturaleza a visitarlas?, ¿cómo podrán sobrevivir a mis hijos? Es un tipo de categoría bien general que abarca todas las posibilidades, pero si considera todas estas cuestiones de jardinería menos tangibles, igual sus rosas terminarán dañadas o muertas. Tómese el tiempo para realmente revisar otros pequeños detalles que pueden hacer toda la diferencia en cómo lucirán sus rosas .