.

El bambú es una planta misteriosa y esquiva que tiene desconcertados a los taxonomistas que intentan encuadrarla dentro de una clase botánica y a los jardineros que tratan de mantenerla en un limitado espacio de la jardinería mientras aprenden cómo crece el bambú.

Durante muchos años el bambú ha pasado por ser una hierba primitiva, pero los recientes análisis de ADN han mostrado que es una de las más evolucionadas hierbas. Hay más de 1200 formas de bambú que crece en un amplio espectro de colores, incluido el familiar color verde y dorado así como el borgoña, el azul e incluso el negro. Algunas variedades de bambú pueden crecer más de 30 cms al día y llegar hasta los 39 mts. de altura mientras la variedad de bambú más pequeña alcanza tan sólo los 15 cms.

El primer paso para aprender cómo crece el bambú es recoger una variedad y empezar a desenmarañar sus muchos misterios. Mientras la mayoría de nosotros tenemos la imagen de cañas de bambú verdes y doradas creciendo en bosques tropicales, las variedades de bambú van desde un clima moderado al tropical. Al igual que la diversidad en el cultivo, el bambú tiene más de 1500 usos documentados que abarcan desde las utilidades en construcción hasta la fabricación de agujas de acupuntura y desde piensos para agricultura haste la fabricación de instrumentos musicales.

Hasta que son cortados los tallos del bambú son llamados con propiedad troncos, y no cañas. En India las plantas de bambú son llamadas comúnmente “Madera de los Pobres” y en China “el Amigo de la Gente”. Para añadir confusión, una de las variedades, vendida habitualmente como un tipo de bambú, no es bambú sino un tipo de lirio de la familia de las Drácenas.

Desafortunadamente para el bambú, tiene reputación de ser una planta invasiva, creciendo mediante rizomas que se extienden. Aunque esto es cierto para algunas de las variedades, la mayoría de las plantas resistentes al frío no se extienden en absoluto, pero crecen con unas matas disciplinadas y con sistemas de raíces bien establecidos.

Una cosa que las variedades de bambú tienen en común es que son plantas perecederas. Como hemos señalado más arriba, algunas variedades de bambú son más de temperatura moderada y otras más tropicales. De ahí su diversidad, es fácil encontrar una variedad que se adapte a las condiciones mientras quieres aprender cómo crece el bambú. La diversidad de las especies de bambú va desde aquellas que se cultivan en interior a las de exterior, las de jardín y las de maceta, las que requiren luz y las de sombra.

Dos consideraciones en torno a los conocimientos sobre cómo hacer crecer con éxito el bambú son el agua y el aire. Todas las variedades verdaderas de bambú son hierbas y no crecen en suelos saturados. Además necesitan que el aire circule para crecer y desarrollarse. De hecho, algunos cultivadores de bambú elevan las macetas en sus pequeñas variedades sobre palillos para proporcionar corriente de aire debajo de las plantas así como a su alrededor. Las macetas grandes son, con frecuencia, elevadas con pesados artefactos.

El bambú es símbolo de una vida larga, con energía y versatilidad para muchas culturas del mundo. Desentrañar sus misterios es una continua fuente de entretenimiento. Cuando conozcas cómo crece el bambú, encontrarás que tu amor por las plantas crece tan rápido como lo hace tu bambú.