.

A continuación le indicamos algunas características y variedades de rosas, esperando le sea de utilidad a la hora de valorar los tipos de rosas que desea para su jardín.

1. A simple vista, el color puede parecerle secundario pero, en realidad, es un factor importante a tener en cuenta a la hora de cultivar rosales. Normalmente, se trata de una elección personal, que se hará según sus propios gustos. Así de sencillo. Pero quizás desee usted crear una paleta de colores especial para su jardín de rosas.

2.- Deberá considerar la altura que desea alcance el rosal, pues resultan poco decorativos los rosales que sobrepasan en altura el área del jardín en el que crecen. Algunos rosales pueden llegar a alcanzar incluso los 6 metros.

3.- Si vive usted en una zona de fríos inviernos, seguro querrá usted que su rosal sea capaz de soportar y sobrevivir a las bajas temperaturas invernales.

4.- Tenga en cuenta también la fragancia del rosal, ya que los hay suaves y de gran intensidad. Estos últimos pueden incluso llegar a provocar alergias.

5.- Un buen jardinero valorará, antes de elegir un tipo de rosal, las ventajas y desventajas que presenta con respecto a otros tipos de rosales.

6.- Considere el tamaño en conjunto de su jardín, a fin de asegurarse una ventilación y luminosidad adecuadas.

7.- Si ansía hacer usted un ramo de rosas, querrá saber si pueden cortarse las de su rosal. Los Híbridos de Te sí lo permiten. Otros tipos de rosa, sin embargo, pierden los pétalos al cortar la flor.

8.- Deberá igualmente considerar qué otros tipos de flores o plantas va a plantar en el mismo entorno que los rosales. Seguro preferirá aquellas que no perjudiquen el ecosistema propio del rosal.

Los tipos de rosales más comunes:

Una vez haya hecho la elección con respecto a los tipos de rosales que va a plantar usted, querrá saber qué tipos se adaptan mejor a la idea que se haya creado en su mente. Hay multitud de variedades de rosas, así que le recomendamos confeccione una lista, incluyendo, eso sí, a las más comunes. Acuda al centro de jardinería más cercano, que le asesoren sobre si su elección es adecuada o no a las posibilidades de su jardín.

Especies silvestres de rosas – Esta variedad es perfecta para el jardinero novato. Son muy resistentes a las enfermedades, y requieren menos cuidados para su mantenimiento. Los Híbridos de Té, por contra, no son una buena opción si usted es novato.

Rosa Trepadora – Esta variedad difiere del rosal habitual que se planta, pues se le “enseña”, por decirlo de algún modo, a crecer hacia arriba como si fuera una vid. La mayoría de la gente prefiere la Rosa Trepadora para ponerla a trepar sobre espaldaderas, paredes o incluso árboles. Queda precioso en la fachada de una casa.

Rosas Arbustos.- Son altamente resistentes a las enfermedades. También son estupendas para principiantes porque son muy duras. Son un placer para la vista, incluso cuando no están en floración, gracias a su fabuloso follaje.

Rosales Antiguos – Desde luego, no son las más adecuadas para personas alérgicas a las fuertes fragancias, puesto que desprenden un aroma muy penetrante. Pero, eso sí, son bastante resistentes a las enfermedades, y florecen durante meses enteros.

Rosales Modernos – Son rosas muy especiales, ya que son fruto de mezclar el Híbrido de Té y las Polyanthas. También se las denomina Floribundas. Sus flores son muy vistosas, aromáticas, y pueden cortarse sin ningún problema.

Rosas Miniatura – Son justo como su propio nombre indica, diminutas. Tienen el mismo aroma y belleza de un rosal normal, pero de tamaño más pequeño. Estas rosas son perfectas si quiere cultivar rosales en el interior.

Visto de un modo global, este artículo debería servirle de gran ayuda como punto de partida para crear su propio jardín de rosas.