.

Con un poco de paciencia y mucho amor, usted podrá transplantar fácilmente árboles pequeños que haya encontrado en terrenos abandonados, o que estén creciendo en una zona de su propiedad y que quiera trasladar a otra.

La primavera es la mejor época para transplantar árboles. Si transplanta en primavera, sus árboles desarrollarán más raíces antes de que llegue el invierno y entren en reposo.

Aquí tiene los diez pasos fundamentales para transplantar un árbol:


1. Escoja los árboles que desea transplantar. Cuanto más pequeños, mejor, aunque si son demasiado pequeños (plantines de pocos centímetros de alto), tendrán pocas oportunidades de sobrevivir. La mejor medida está entre los 15cm. y los 60cm. de altura.

2. Llene un cubo u otro recipiente con agua hasta la mitad. Es muy importante mantener mojadas las raíces del árbol desde que lo desentierra hasta que lo transplanta a su nueva locación, incluso si el transplante es inmediato. Los árboles no toleran que sus raíces se sequen, ni siquiera por pocos minutos.

3. Cave con cuidado alrededor del árbol que va a transplantar, usando una pala. Recuerde que hay tanto árbol bajo tierra como el que ve sobre la superficie. En otras palabras, si el árbol tiene 25cm. de altura y sus ramas, en conjunto, miden unos 50cm. de ancho, la raíz principal tendrá 25cm. de profundidad y las raíces secundarias alcanzarán hasta unos 50cm. de ancho en total (cerca de 25cm. a cada lado de la raíz madre). Cuanto más profundo y más a lo ancho pueda cavar alrededor del árbol, menos riesgos de cortar raíces correrá. Si puede evitar cortar raíces, su árbol tendrá más oportunidades de sobrevivir.

4. Ponga el árbol en el recipiente de agua inmediatamente después de desenterrarlo.

5. Cave un hoyo en el sitio donde quiere transplantar el árbol. Asegúrese de que el agujero sea lo bastante grande como para acomodar todo el largo de la raíz principal y el ancho de las raíces secundarias. Ponga un poco de abono en el fondo del hoyo, así el árbol tendrá un suelo fértil.

6. Eche agua en el hoyo antes de colocar el árbol. Ésto le asegurará que tenga bastante humedad en los extremos de las raíces.

8. Deje un hueco de 7 a 9 cm. alrededor del árbol en vez de amontonar la tierra alrededor del tronco. Cuando llegue el momento de regarlo, el hueco alrededor del árbol asegurará que el agua llegue correctamente a las raíces en lugar de drenar hacia afuera.

9. Eche varios litros de agua alrededor del árbol una vez plantado. Los árboles recién transplantados necesitan más agua que otros para ayudarlos a superar el estrés del traslado.

10. Riegue los árboles transplantados con regularidad durante el verano y al principio del otoño. Los árboles de mayor tamaño requerirán algo menos de 20 l. de agua. Para árboles más pequeños, bastarán entre cuatro y siete litros. Riegue sus árboles día por medio si el clima es seco en su área, o si hay sequía ocasional. Si llueve regularmente (2,5 a 5cm. por semana), riegue dos veces a la semana. Continúe regando los árboles durante los dos primeros años del transplante. Después de que los árboles se hayan fijado bien, no necesitará regarlos con tanta frecuencia, y hasta podrá prescindir de regarlos.

Observaciones sobre el transplante de árboles:

1. Si transplanta un árbol de hojas caducas (roble, arce, etc.) después de que haya brotado y ve que pierde las hojas, no desespere. A mí me ha ocurrido. Un par de semanas después del transplante los árboles comienzan a sacar hojas nuevas y siguen creciendo como si nada hubiera pasado.

2. Los árboles que se riegan con regularidad crecen más rápidamente que aquellos que no reciben tanta agua. Hace unos años, después de transplantar un par de arces pequeños, uno se me perdió (no lo vi en medio de la hierba que lo rodeaba). Regué los otros, sin poder localizar al árbol “extraviado”. En el otoño descubrí el árbol que no encontraba, y noté que a lo largo del verano los otros árboles habían crecido mucho más que aquel que no recibió agua regularmente.

3. Si transplanta un pino y las agujas se ponen marrones, está perdido. De los pinos que he transplantado en mi vida, ninguno cuyas agujas se hayam puesto marrones se recuperó.

4. Por favor, cuando busque árboles para transplantar a su parcela, verifique que no estén en otra propiedad privada, o que su extracción no esté prohibida por las leyes.