.

¿Cuál es la diferencia entre jardinería ecológica y jardinería tradicional?. En la jardinería ecológica se cultivan frutas, verduras y plantas sin la utilización de fertilizantes químicos o pesticidas.

¿Cuáles son las ventajas de esta práctica?

1. No hay residuos de pesticidas, herbicidas o fungicidas en la comida, lo que hace que ésta sea mucho más beneficiosa para la salud.

Aunque nos han dicho muchas veces que el uso de fertilizantes y pesticidas no es peligroso si se utiliza adecuadamente, se ha comprobado que, estos productos químicos pueden provocar cáncer y otras enfermedades.


2. Menos química en nuestro entorno.

La utilización de fertilizantes químicos y pesticidas es también perjudicial para el entorno ya que pueden llegar al agua que bebemos o a los animales que nos comemos, por lo que es aconsejable también comer siempre productos ecológicos.

3. No hay residuos de fertilizantes sintéticos en las plantas.

En las frutas y verduras ecológicas no se encuentran restos de fertilizantes sintéticos, ya que se utilizan en su lugar abonos y otros compuestos minerales. Estos compuestos se trasfieren a los vegetales haciéndolos más saludables para nuestro cuerpo. Además, varios estudios han revelado que los productos no ecológicos pueden contener residuos químicos peligrosos para los niños.

4. Ninguna modificación genética ni alteración de ningún tipo. La jardinería ecológica es 100% natural.

5. Sabores más intensos.

Las frutas y verduras ecológicas simplemente saben mejor. Tienen mejor aspecto y son, una vez más, mucho más beneficiosas para nuestra salud. Normalmente los vegetales que crecen con una forma de cultivo tradicional no tienen sabor ni color porque tienen la falta de minerales que se le añaden a los suelos en la jardinería ecológica. Es por ese motivo que, para que tengan un mejor aspecto, se les añaden colorantes.

6. Alto contenido en vitaminas

7. Mayor contenido en minerales y mejor calidad de éstos.

Debido a que los suelos de un jardín ecológico tienen mayor variedad de organismos vivos y restos minerales, los productos resultantes son más naturales y poseen un mayor contenido en vitaminas.

Éstos son sólo unos motivos para cambiar a una jardinería ecológica, más salud para tí y los tuyos y más beneficios para el medioambiente.