.

Los pájaros son mascotas muy fáciles de cuidar, aunque requieren tanto compromiso y preparación como cualquier otra. No importa si usted compra un periquito o un gran loro, debe estar seguro de que se encuentra preparado para cuidar adecuadamente a su nuevo amigo emplumado.

Una cosa que todas las mascotas necesitan, incluidos los pájaros, es atención. Si sus horarios le obligan a trabajar muchas horas fuera de casa, tal vez deba pensar mejor en un pez en lugar de un pájaro. No puede dejar a un pájaro solo en su jaula todo el día y aún así pretender que se muestre tan amigable con usted como en los tiempos en que solía jugar largo rato con él. Algunos pájaros necesitan más contacto social que otros, pero todos ellos son criaturas sociables que necesitan jugar con su dueño un rato cada día. Puede emplear este rato en enseñarles trucos y en reforzar los lazos de recíproco afecto.

Si decide llevar un pájaro a su hogar, debe pensar en la seguridad de su nueva mascota. ¿Hay otros animales en la casa que puedan ser amenazantes para el ave? ¿Hay rincones o recovecos donde pueda meterse y resultar herido? ¿El resto de la familia suele dejar las ventanas abiertas, con el peligro de que el pájaro pueda salir volando y perderse? Debe tener en cuenta este tipo de cosas que pueden afectar la seguridad del animalito.

La compra y la colocación en una jaula son otros puntos importantes. Debe comprar una jaula del tamaño adecuado a su pájaro. Muchos loros aprenden a abrir las puertas de sus jaulas, así que fíjese también si la que usted compra es fácil de abrir. La jaula debe estar confeccionada con un material seguro y tener las barras espaciadas a una distancia tal que no permita al ave sacar la cabeza por entre ellas. No deben existir bordes afilados, y tiene que haber recipientes para el agua y la comida, así como perchas para que el pájaro pueda pararse y balancearse. Las jaulas pueden resultar algo caras, ¡pero no escatime dinero cuando en el hogar de su nueva mascota!

Antes de comprar la jaula, piense dónde la va a colocar. Es mejor ponerla en un ángulo tranquilo de la casa, aunque cerca de las actividades familiares, ya que su mascota querrá sentirse parte de la familia. Debe mantenerla lejos de la luz solar directa, y alejado de corrientes de aire o cualquier cosa que pueda producir un cambio repentino en la temperatura, por ejemplo el calefactor o el aire acondicionado. Evite poner la jaula en la cocina, ya que los humos y las superficies calientes pueden ser peligrosos. Tenga en cuenta que los vapores de las ollas antiadherentes pueden ser mortales para los pájaros, así que deshágase de todas las ollas y sartenes antiadherentes antes de llevar el ave a casa. Por supuesto, usted no querrá que la jaula estorbe el paso, por lo que tendrá que adquirir una con el tamaño necesario para que su mascota esté cómoda, y a la vez no moleste dentro del área que le ha destinado.

Dependiendo del tamaño del pájaro, tal vez sea oportuno considerar cuánto ruido va a producir. Los periquitos producen breves chillidos que, en su mayoría, no son molestos. Pero hay otras aves que emiten sonidos agudos y chirriantes, y puede que ésto no vaya con usted. La mayoría de los pájaros no pían constantemente si están felices, pero es natural en ellos cantar en varios momentos del día, así que asegúrese de que usted y sus vecinos puedan soportarlo.

Finalmente, medite sobre su disposición a brindarle a la mascota todos los cuidados necesarios para una vida saludable y feliz. Tendrá que limpiar la jaula a diario y verificar que el pájaro tenga comida fresca y agua. Proporciónele una dieta variada y llévelo al veterinario (preferentemente a uno especializado en aves) una vez al año.

Los pájaros pueden ser mascotas muy amigables y necesitan de pocos cuidados, pero deben tener un entorno seguro y cómodo y contar con su compañía para mantenerse sanos. Muchas aves pueden vivir más de 20 años, así que usted estará tomando un compromiso a largo plazo si decide llevar un pájaro a su hogar. Este compromiso de cuidar y acompañar a su mascota vale la pena, ya que la recompensa de poseer una de estas encantadoras criaturas es grande.