.

Lo primero que debe hacer para encontrar a su perro perdido es confirmar que esté perdido. Sí puede parecer una perogrullada, pero lo cierto es que existen perros, especialmente los de razas muy curiosas, que suelen encontrar rincones interesantes en el jardín para investigar durante un largo rato. A menudo basta con llamar al perro por su nombre para descubrir que ese cubo que está boca abajo junto a la verja se mueve extrañamente. Mire en cada rincón de su casa antes de empezar a pensar que su perro se ha extraviado.

Perro perdido

Una vez que esté seguro de que su perro no está en casa, no empeñe a toda su familia en una búsqueda desenfrenada. A menudo los perros regresan pronto después de su partida. Será mejor que alguien se quede en casa para recibir avisos o contactar con los otros miembros de la familia si su perro reaparece poco después de que el escuadrón de búsqueda se ha marchado.

Normalmente los perros no van muy lejos. Son animales curiosos a los que les gusta explorar y olfatear los alrededores. Es más probable que su perro esté a pocas manzanas de distancia que a muchos kilómetros de distancia. Por lo tanto, comience la búsqueda en los alrededores de su casa. Mire por todas las calles de su vecindario. Hable con los dueños de otros perros para saber si han visto al suyo. Es probable que otro perro haya notado en seguida la presencia de un animal extraño y la haya puesto en evidencia con ladridos u otras conductas particulares. El dueño de un perro estará más atento a cualquier variación de esta índole que otra persona que no tenga mascotas.

Cuando busque por la vecindad, llame insistentemente al perro por su nombre. Su mascota puede oírlo desde una gran distancia. Puede estar metido entre las casas de las inmediaciones o detrás de unos arbustos. No confíe solamente en sus ojos para encontrarlo. Si tiene un silbato para perros o cualquier instrumento que emita un sonido fuerte, puede usarlo para atraer la atención de su mascota. Si tiene más perros, pueden serle de ayuda para encontrar al animal perdido. Llévelos con usted durante la búsqueda así pueden avisarle si huelen o ven algo interesante.

Una vez que se canse de la búsqueda física, es hora de poner anuncios en los postes de la luz, los semáforos o algunos sitios permitidos en las paredes del vecindario. No pegue anuncios solamente en su calle; póngalos a la entrada de su vecindad y en los sitios que la gente frecuenta con más asiduidad. Los buzones de las comunidades son buenos lugares para pegar su póster. La gente normalmente reconoce a un animal extraviado en cuanto lo ve. Aunque es importante que su anuncio lleve las palabras «PERRO EXTRAVIADO», puede ser más importante enfatizar la raza y el color. Haga un anuncio simple. La persona que haya encontrado a su perro no necesita saber cuál es su comida favorita o si está castrado. Nombre, raza y color son los datos que cuentan al momento de buscar un perro extraviado. Ponga sus datos de contacto en el póster; su número telefónico, pero no su nombre ni su dirección.

Llame a su veterinaria local y a las clínicas de animales para ver si alguien ha llevado un perro perdido. Déles la información sobre su mascota y si es posible lléveles uno de sus pósters.

Visite las perreras, sociedades de protección de animales y refugios para animales perdidos para buscar a su perro. Es posible que su mascota haya acabado en uno de estos sitios, y no es suficiente con llamar por teléfono describiendo al animal para descubrir si está allí. Otra vez, lleve un póster del perro perdido a estos sitios, así los empleados pueden llamarlo si su mascota aparece.

Revise la sección de «mascotas perdidas» en los clasificados. Estos avisos suelen cambiar a diario, así que léalos día a día. Si su periódico local tiene una página web, revise los anuncios online.