.

Cuando la artritis empieza a dar guerra y no aguantas el dolor, ¿qué es lo primero que haces?, ¿ir al médico y tomarte un analgésico?. Y si lo haces, ¿notas alguna mejora?

Las respuestas a estas preguntas dependen del momento, claro está, pero estoy segura de que, en resumen, hay más respuestas afirmativas que negativas. Sí, es peor el remedio que la enfermedad. Pero formas parte de los casi cuarenta millones de enfermos de artritis que toman analgésicos para tratar su enfermedad. Así que, déjame preguntarte:

¿Has tomado analgésicos durante la última semana para tratar el dolor producido por la artritis?

¿Te ha recetado el médico alguna vez un analgésico para el dolor?

¿Te has cuestionado si el tomar estos medicamentos se va a convertir en algo de por vida?

Si tus respuestas son ‘sí’, debes saber que existen tratamientos naturales para tratar la artritis y olvidar los analgésicos que provocan más dolor del que previenen. Y puedes hacer esto en menos de tres semanas.

El problema de los analgésicos

Particularmente pienso que los analgésicos deben tener su lugar en la sociedad. Yo mismo los utilizo cuando me duele la cabeza o la espalada. Pero el problema surge cuando se mezcla artritis con analgésicos. Me explico:

 

Lo primero que debes saber es que la cura de la artritis sólo podría suceder si el cartílago o el músculo volviese a regenerarse alrededor de la articulación afectada. Normalmente, los afectados por esta enfermedad, toman este tipo de medicamentos para reducir la inflamación y eliminar el dolor. El problema es cuando la articulación está sufriendo pero el cerebro no lo registra. Puede pensar que estás bien cuando en realidad la articulación está sufriendo sin que lo sepas. El dolor es un síntoma que nos avisa de la gravedad de una dolencia. Si lo ocultamos con analgésicos, no seremos conscientes hasta que no sea demasiado tarde.

Además, los analgésicos pueden provocar hemorragias u otros problemas intestinales que pueden ser fatales.

Permite que tu cuerpo ayude

Si tienes nociones básicas sobre el cuerpo humano, sabrás que tenemos un organismo prodigioso. Y es que el cuerpo humano puede curar la artritis de forma natural, sólo con ejercicio regular, dieta equilibrada, vitaminas adecuadas y minerales. Esto no se descubrió hasta la década anterior cuando los científicos empezaron a investigar formas de vida de tribus antiguas.

Curar la artritis de forma natural

Puede que pienses que curar la artritis de forma natural no puede ser posible pero, sólo por curiosidad, sigue estas recomendaciones que te doy durante dos semanas y valora los resultados.

1. Intenta evitar las bebidas que estén enlatadas o embotelladas ya que están procesadas y contienen conservantes que no te harán bien. Sustituye estas bebidas por agua del grifo. Lo mismo te digo del café. En lugar de éste, toma un zumo de manzana.

2. Atención a tu ingesta de azúcar. Se ha demostrado que la artritis está estrechamente relacionada con la ingesta de altas cantidades de azúcar. Dicho esto, empieza a sustituir los dulces por tus pieza de fruta favoritas.

3. Ejercicio. Sé que puede ser un suplicio para ti pero debes empezar a trabajar tu masa muscular para reforzar tus músculos y articulaciones. Puede que debido a este tipo de ejercicios, ganes un poco de peso, pero parecerás más esbelta y tu estado de ánimo estrá por las nubes.

4. Tu dieta. Este es uno de los principales problemas asociados al dolor. La norma de oro es, siempre fresco y saludable. Si algo está enlatado o en conserva, no es bueno para tu cuerpo.

5. Respira. Haz ejercicios para respirar profundamente ya que el oxígeno es muy bueno para las articulaciones

Empieza tu tratamiento hoy y despídete del dolor.