No hay mejor abono para las rosas que el estiércol. Sin embargo, si, por cualquier motivo, no lo puede conseguir o le resulta inapropiado; siempre tiene la posibilidad de aplicar…